4 cosas que pueden ocurrir en tu cocina

4 cosas que pueden ocurrir en tu cocina

No es cuestión de vivir con miedo, ni mucho menos. No es ésa nuestra intención al escribir este post. Sólo queremos recoger aquí varios consejos y recomendaciones para reducir el riesgo y evitar este tipo de accidentes comunes en el hogar. No son cosa menor, de hecho, son una de las principales causas de fallecimiento en los países europeos. Actualmente existen dispositivos electrónicos y sensores que evitan estos incidentes, una tecnología que sobre todo está pensada para aquellos hogares donde viven personas mayores en soledad.

Una realidad que, por desgracia, va en aumento. No sólo porque las familias españolas tienen cada vez menos hijos, que también, sino porque los nuevos estilos de vida caminan en esa dirección. Hijos que viven en otras ciudades, incluso en otros países que sus padres, o el aumento de la esperanza de vida, favorecen estos hogares donde solo viven una persona.

Accidentes más frecuentes

  • Las quemaduras: las quemaduras son uno de los accidentes habituales en el hogar. El calor del horno o de la vitrocerámica puede provocar quemaduras graves. Por tanto, debemos extremar la precaución cuando los utilicemos y mantener alejados a los niños de la cocina. Los más pequeños de la casa son pequeños exploradores. Les llama la atención las ruletas del horno y jugando pueden llegar a encenderlo sin intención. Además de la placa de cocción y del horno, hay también muchos hogares, sobre todo en las zonas más cálidas del país, que utilizan estufas eléctricas.  Colocarlos en un lugar no visible de la habitación ayuda a que los niños no se acerquen a ellos. Debemos asegurarnos también de que estas estufas estén en  buen estado, porque pueden provocar incendios si tienen fallos.
  • Cortes: seguro que conoces a alguien, o a lo mejor tú mismo, que ha sufrido un corte en la cocina. Es otro de los accidentes más comunes en el hogar. Si cocinamos con prisa, sin tiempo necesario, es más probable sufrir este tipo de accidentes. Para ello debemos poner los cinco sentidos siempre que utilicemos un cuchillo o que recojamos los pedazos de un vaso o plato roto. Si sufrimos un corte con hemorragia, debemos taponar la herida con una gasa y presionar. Si no cesa, lo mejor es acudir al médico porque puede ser que el corte sea profundo.
  • Caídas: en las personas mayores son bastante frecuentes, y suelen producirse por cables mal colocados o por objetos fuera de su sitio en el suelo. A veces una alfombra mal colocada puede ser también motivo de tropiezo.
  • Ahogos: los niños requieren que estemos pendientes de ellos constantemente. Esto parece una obviedad, pero a veces no resulta fácil, Por eso, pensar en un hogar sin riesgo para los más pequeños es el primer paso para evitar estos accidentes. La hora del baño todavía requiere más atención. Debemos estar presentes aunque la bañera no esté muy llena.  Los niños pueden sufrir también un ahogo con pocos centímetros de profundidad. Por tanto, lo mejor es tomarnos el baño como una actividad relajante. Compartir ese momento con nuestros hijos y jugar con ellos, y así evitaremos cualquier situación de riesgo.
  • Asfixia: en el caso de los adultos, la comida es el principal motivo de asfixia en el hogar, pero, cuando se trata de los más pequeños, debemos tener en cuenta que cualquier objeto pequeño puede ser causante de este accidente. Haz de tu hogar uno a prueba de accidentes.

Igual que hemos prestado atención a los más pequeños, debemos hacerlo tambien con las personas mayores. Este es uno de los principales grupos de riesgo por razones obvias. Con la edad perdemos capacidad de movimiento, agudeza visual y auditiva, somos también más lentos en los reflejos…

Según los datos de la Organización Mundial de la Saliud, las caídas son la segunda causa de muerte por lesiones no intencionadas. Sólo las superan los traumatrismos provocados en accidentes de tráfico.

Aquí también se pueden aplicar varios consejos para evitar este riesgo. Algunos tan sencillos como sustituir la bañera tradicional por un plato de ducha; colocar soportes para que puedan apoyarse en el baño; mantener la casa lo suficientemente iluminado; colocar la ropa o los objetos de uso a una distancia adecuada para evitar que necesiten subirse a una silla o escalera para alcanzarlos;


Artículos relacionados

Los accidentes domésticos son más comunes de lo que imaginas

Las contingencias en el hogar pueden presentarse en el momento que menos te las esperes. A la hora de que

Primeros auxilios en el hogar

En caso de algunos de estos accidentes domésticos con niños, los padres deben estar preparados para afrontar y actuar con

Trucos de limpieza y orden para prevenir accidentes

El hogar es el principal lugar que ofrece mayor seguridad y tranquilidad. Cada vez que se llega a casa, se

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies