Cómo evitar accidentes en la cocina

Cómo evitar accidentes en la cocina

Como dice el anuncio de un famoso turrón, es maravilloso volver a casa y no solo en Navidad. Sin duda, es el lugar donde más a gusto nos sentimos y quizá también, más protegidos. Sin embargo, nadie estamos a salvo de sufrir accidentes domésticos en el hogar, y es que muchas veces, las prisas o quizá algún descuido… pueden hacer que suframos caídas, quemaduras o cortes. Por eso, es tan importante tomar ciertas precauciones para tratar de evitarlos.
Es cierto que podemos sufrir un accidente doméstico en cualquier lugar de nuestra casa, aunque tampoco podemos negar, que uno de los lugares de mayor riesgo es la cocina. El uso de materiales afilados, como cuchillos, puede ocasionar muchas veces cortes inesperados que, aunque la mayoría de las veces suelen ser pequeños, a veces pueden requerir incluso algunos puntos de sutura.
También es un espacio donde el uso de electrodomésticos como el horno o la placa pueden ocasionar quemaduras.

Corte en la mano en la cocina

Principales riesgos

Existen muchos tipos de accidentes domésticos, y aunque es cierto que nadie estamos exentos de sufrir un percance, debemos prestar especial atención cuando hay niños pequeños o personas mayores, ya que son más propensos a sufrir cualquier tipo de accidente. En el caso de los niños quizá por su insaciable curiosidad que los lleva a tocar, probar, o subirse a cualquier superficie para descubrir cosas nuevas, y en el caso de los ancianos por su menor movilidad y falta de reflejos en ocasiones.

Un hogar esconde multitud de riesgos, incluso donde menos lo esperamos, sin embargo, podemos citar como principales los siguientes:

  • Caídas. Muchas veces no nos damos cuenta de que un suelo mojado puede ser un gran riesgo a la hora de sufrir un resbalón, y es importante por ello, cerrar la puerta de aquellas habitaciones donde hemos pasado la fregona, sobre todo en la cocina y el baño ya que los suelos de estas habitaciones suelen ser más resbaladizos.
    También es muy importante no dejar cables por medio con los que es fácil tropezar o quedarnos enganchados, así como las esquinas de las alfombras.
    En las casas con escaleras también es muy importante no dejar objetos o juguetes por medio que pueden hacernos caer.
  • Cortes. Como citaba anteriormente, es fácil sufrir cortes cuando manejamos cuchillos o pequeños electrodomésticos como la batidora, que tienen cuchillas, sobre todo al fregarlos. Y por supuesto es muy importante mantener estos objetos fuera del alcance de los niños.
    También podemos sufrir cortes al vaciar o llenar el lavavajillas. A veces, queremos aprovechar tanto el espacio, que colocamos más vasos de la cuenta y alguno de ellos puede acabar cayendo y producirnos algún corte con los cristales desparramados.
  • Quemaduras. Cuando cocinamos, un accidente muy común es sufrir quemaduras con la placa, siempre que no se trate de placas de inducción, o con el horno. El sacar un recipiente del horno sin usar la protección adecuada puede ocasionarnos quemaduras graves, o dejar los mangos de las sartenes y las ollas por fuera de la placa, ya que podemos golpearlos sin querer y derramar el aceite o agua hirviendo.

La cocina, espacio seguro

La lista de accidentes o de posibles riesgos, sin duda es mucho más amplia, pero tomando algunas precauciones sencillas, podemos evitar muchos de ellos.
Si nos centramos en la cocina, ya que como digo, es uno de los lugares de nuestra casa donde más accidentes ocurren, debemos seguir una serie de consejos que conviertan esta habitación de la casa en lugar más seguro.

En primer lugar, guarda los productos de limpieza en lugares poco accesibles, para evitar que los niños llevados por su curiosidad lleguen a ingerir cualquiera de estos productos, ocasionándoles así una intoxicación. Aunque la mayoría de los productos llevan impreso en su etiqueta el teléfono de información toxicológica, es importante evitar tener que hacer uso de él, así que guárdalos a ser posible en un armario cerrado con llave, o al menos en un lugar alto, inaccesible para ellos.

La mejor solución para evitar quemaduras con la placa es tener una de inducción, pero si no dispones de ella, evita que los mangos de ollas y sartenes sobresalgan de la misma para que los más peques no puedan llegar a agarrarlos y tirar de ellos.

Cuando uses pequeños electrodomésticos como la tostadora, o la batidora, desenchúfalos siempre una vez hayas terminado de usarlos, y por supuesto, aunque parezca obvio, no está de más recordar que no debes tocar ningún aparato eléctrico si llevas las manos mojadas, ya que podrías electrocutarte.

Asegúrate también de cerrar los cajones o las puertas de los armarios altos una vez hayas cogido lo que necesitas. A veces por descuido los dejamos abiertos, y acabamos golpeándonos en la cabeza con ellos.

Como os decía anteriormente, los riesgos en una cocina son bastantes, y aunque creo que os he hablado de los principales, y de cómo evitarlos, podéis encontrar más información en este enlace.


Artículos relacionados

Cómo evitar accidentes domésticos

Siempre hemos pensado que nuestro hogar es el sitio donde más seguros estamos, y aunque sea el lugar donde todos

¿Por qué pita mi lavavajillas?

La correcta interpretación de las típicas señales acústicas de cualquier electrodoméstico, y en este caso del lavavajillas, te orientará hacia

Accidentes en el hogar, como evitarlos

Como en todo ámbito, la relajación en la actividad supone un riesgo. Más si cabe en casa, donde llegamos, respiramos

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies