Aprende el mantenimiento del lavavajillas

El mantenimiento del lavavajillas tan solo requiere de unas pautas sencillas. La periodicidad en nuestra intervención como usuarios, coincidente con una supervisión básica nos asegurara que el lavavajillas ejecute perfectamente su tarea a la vez que alargamos su ciclo de vida útil. Limpiar el lavavajillas también es importante.

Te durará más

Un lavavajillas bien mantenido puede prolongar hasta una media de 2 años más su ciclo de vida útil. Me refiero siempre a un lavavajillas cuyo uso sea regular (aunque no usar cualquier electrodoméstico tampoco te asegura un mayor duración, pues las máquinas sin uso sufren algo parecido a la atrofia de sus mecanismos).

El motivo para este tiempo extra en la vida útil del lavavajillas es bien sencillo. Si mantienes previenes, favoreces y mejoras el trabajo del conjunto. Resultados siempre óptimos y funcionamiento siempre adecuado.

Hay dos niveles de mantenimiento orientados a dos factores fundamentales en esa prolongación de la vida útil a efectos de duración y de correcto trabajo.

  • Mantenimiento funcional: Tus cuidados en el uso son fundamentales.
    • La revisión de la sal y el abrillantador y su reposición si procede es muy relevante para conseguir lavados óptimos. Los lavavajillas más modernos avisan de sus niveles bajos, con lo cual solo tienes que atender a su petición. En otro caso sería adecuado cambiar la sal cada 5 lavados como máximo. No esperar a que la vajilla de cristal salga con esos velos propios de la falta de sal no es lo más recomendable. El abrillantador sufre un desgaste similar al de la sal, así que a la vez que repones uno, puedes proceder con el otro. Un pequeño gran truco en lo funcional es dar un primer agua a la vajilla.
    • Cuando los platos están muy sucios, retirar los primeros residuos más gruesos con un poco de agua bajo el fregadero libera de trabajo al lavavajillas y evita la acumulación de residuos.
    • La correcta utilización de espacios favorece un trabajo perfecto del lavavajillas en cuanto al mejor rociado y distribución, así como no entorpece a los propios brazos rociadores y evita los sustos al final del ciclo por no haber podido penetrar el agua y el detergente en todas las superficies de la vajilla.
  • Mantenimiento mecánico: No es que necesites ponerte herramientas en mano para hacer una revisión básica de cara al mantenimiento regular. Se trata de unas pautas de actuación o de comprobación.
    • En primer lugar, tras cada lavado, es recomendable dejar la portezuela entreabierta al menos una hora para una ventilación que ayude al secado de la cavidad interior.
    • Los brazos giratorios no deben tener obstrucción alguna. Después de sacar la vajilla puedes hacerlos girar y comprobar su estado en la zona central, donde puede adherirse algún residuo.
    • Periódicamente deberías extraer el filtro y limpiarlo en el fregadero hasta dejarlo impoluto.
    • Lavar el lavavajillas se puede hacer fácilmente durante un ciclo en vacío. Lo pones en marcha y cuando lleve un rato funcionando y ya esté irrigando todo su espacio, lo abres y rocías con un poco de vinagre para dejarlo limpio y desinfectado una vez que haya concluído ese ciclo en vacío. Ayudas además a retirar restos de cal.

Como ves, se trata de considerar estos dos niveles de mantenimiento básico que apenas conlleva tiempo y que, por el contrario, concede más tiempo de vida útil al lavavajillas. Como he apuntado en otras ocasiones una vez interiorizadas estas pequeñas tareas, se convierten en rutinas de muy sencilla ejecución, automatismos que realizaremos para sacar el mejor provecho del lavavajillas en este caso pero extrapolable a cualquier otro electrodoméstico.

Evitarás problemas técnicos

Si tienes en consideración las referencias de mantenimiento anteriores prevendrás futuras averías. Un lavavajillas mal mantenido puede terminar por dar problemas. La suciedad acumulada, los filtros taponados, el depósito de sal vacío… todo ello repercute en un trabajo en peores condiciones para el conjunto.

Como consecuencia de un deficiente mantenimiento puede provocarse las siguientes incidencias:

  • Deficiente distribución del agua: La bomba de agua puede ser más exigida en un lavavajillas con obstrucciones o residuos que entorpecen su trabajo. Los sistemas de entrada y salida del agua, si están atascados, harán flaco favor, rebocando el agua sucia o no permitiendo un acceso directo del agua limpia.
  • Deficiente funcionamiento de los brazos giratorios: La sencilla comprobación que hemos comentado antes sobre el correcto giro de los brazos superior e inferior, así como la posible retirada de residuos de su base evita que un día tengas que llamar al servicio técnico porque han dejado de funcionar (una probable rotura del brazo puede acarrera problemas graves…)
  • Taponamiento de filtros: Si el filtro se satura acabar retrocediendo el agua sucia, puede incluso acabar por taponar vías de salida o de entrada de agua.

Cuando un lavavajillas de poca antiguedad empieza a presentar problemas técnicos, en muchas ocasiones deberíamos entonar el mea culpa y asumir que los electrodomésticos no funcionan mágicamente sin un mínimo de atenciones por nuestra parte. Mantén y usa correctamente y cambia de lavavajillas muchos años después por puro aburrimiento.

 

 

 


Artículos relacionados

El mantenimiento ideal de tu campana extractora

¿Qué sería de tu cocina sin la campana extractora funcionando a pleno rendimiento mientras preparas tus menús? Todas esas emanaciones:

Cómo elegir la mejor campana

Cuando tenemos muchas opciones, elegir el modelo adecuado puede resultar complicado sobre todo si no conocemos el producto. Un ejemplo

Uso correcto del lavavajillas

El conjunto de tareas del lavavajillas requiere de un uso apropiado. Uso que se extiende a la distribución de vajilla

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies