Averías más frecuentes en los lavavajillas

Technician repairing the dishwasher

Technician repairing the dishwasher

Tu lavavajillas es un servidor fiel. Pocas veces necesitas recurrir a tu pericia para que vuelva a funcionar puesto que pocas veces deja de hacerlo. No obstante, durante su uso siempre pueden surgir contratiempos, y muchos de ellos se deben a incidencias simples que puedes solventar tú mismo. No entres en pánico, recurre si hace falta al manual de instrucciones y procede a solucionar la avería, si está en tus manos.

No evacua el agua

El fallo en la evacuación del agua de tu lavavajillas puede tener dos orígenes, uno interno y otro externo. Con la comprobación al respecto enfocarás el problema y tal vez puedas solucionarlo tú solo. Veamos:

  • Fallo de evacuación externo: Al final, electrodomésticos como la lavadora y el lavavajillas, suelen compartir sus conductos de evacuación con el fregadero. Entre estos tres sistemas siempre puede haber alguno de ellos que haga circular elementos que pueden provocar un atasco (principalmente el fregadero), en el conducto común compartido. Si tu fregadero no desagua bien, o si tu lavadora pierde algo de agua al terminar su centrifugado, son signos muy aclaratorios de dónde reside el problema. En ocasiones, con un producto desatascador es suficiente. Pero si la evacuación del lavavajillas sigue siendo deficiente será necesaria una limpieza más a fondo. Los fontaneros usan unas sirgas muy largas y con la flexibilidad necesaria para recorrer tuberías y retirar residuos.
  • Fallo de evacuación interno: Los fallos internos pueden ser dos:
    • Suciedad: Antes hemos comentado que los lavavajillas no suelen fallar mucho. Su sencilla programación y actuación facilitan una labor prolongada sin problemas. Pero… estamos hablando de casos de uso adecuado. Adelantar levemente la tarea del lavavajillas retirando restos gruesos en el fregadero aseguran que no se produzcan atascos en los conductos propios del electrodoméstico.
    • Conductos desajustados: Las tuberías de tu lavavajillas necesitan estar en perfecto estado. Revisa que no haya pellizcos y que el ángulo sea siempre de bajada.
    • Bomba de evacuación: Sea por un uso no del todo adecuado o por el paso del tiempo, la bomba de evacuación del lavavajillas a veces da sus problemas. Un primer acercamiento a esta bomba se puede hacer desde el propio interior del lavavajillas. Levantando la tapa de desagüe podrás observar primeros niveles de atasco que solucionar retirando la suciedad, los cristales (ojo, trabaja siempre con guantes) o lo que sea que provoque el atasco.

Si procediendo de esta manera tu lavavajillas sigue evacuando mal, llama a un técnico. Cualquier intervención posterior sobre motor o bomba suele conllevar la sustitución, no conviene perder tiempo.

Pilotos encendidos, señal de alerta

pilotos-lavavajillasLo menos alarmante, en el caso de los pilotos de los lavavajillas es el típico parpadeo que casi todas las marcas usan. La intermitencia es un símbolo universal de que tu electrodoméstico, en este caso el lavavajillas no puede iniciarse por no estar debidamente ajustado / cerrado.

Por lo demás, generalmente los pilotos de los lavavajillas, más allá de las indicaciones de sus diferentes programas, sólo tienen dos funciones de alarma, y no se refieren a nada mecánico sino a aspectos funcionales.

El encendido de alguno de estos dos pilotos no es menos importante, no obstante. Uno avisa de la falta de sal y otro hace lo propio para la falta de abrillantador. Tu lavavajillas está perfectamente programado a través de sensores como para saber cuándo sus niveles no alcanzan al mínimo necesario para el mejor lavado de la vajilla.

Si quieres mantener el brillo del cristal y favorecer un óptimo secado, haz caso al aparato y repón los depósitos de sal y de abrillantador. Ya sabes que la sal de lavavajillas ablanda el agua, restringiendo la acción de la cal que deriva en manchas en vajilla, así como adherencias en bombas y conductos. Por su parte, el abrillantador actúa químicamente sobre el agua, rompe su molécula para que el agua no se fije en gotitas sobre la vajilla. Secado perfecto, sin duda gracias a los surfactantes que actúan sobre la superficie del agua y completamente inocuos, pues desaparecen completamente tras cada lavado.


Artículos relacionados

Mantenimiento integral de un lavavajillas

Tu lavavajillas, que tan sumisamente ejecuta la labor de restituir la vajilla a su estado inicial mientras  disfrutas de una

Servicios oficiales del fabricante

¿Qué haríamos sin el servicio técnico de lavadoras? Posiblemente este electrodoméstico sea el que con mayor frecuencia precisa de ese

Qué cubre un seguro de electrodomésticos

Contratar un seguro de electrodomésticos puede ser una opción interesante para evitar imponderables que pudieran acontecer sobre tu electrodoméstico. La

2 comentarios

Escribe un comentario
  1. Alberto José Huergo Lacunza 7 noviembre, 2019, 14:58

    Es posible que el motor del lavaplatos se estropee por estar lleno de agua sucia procedente de las bajantes de la casa durante varios días? Un jueves funcionaba y sin haberlo usado, el domingo ya no funcionaba.
    Gracias

    Reply this comment

Write a Comment

Haz clic aquí para cancelar la respuesta.

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies