Qué cubre un seguro de electrodomésticos

Contratar un seguro de electrodomésticos puede ser una opción interesante para evitar imponderables que pudieran acontecer sobre tu electrodoméstico. La Garantía del fabricante se ocupa de defectos así como de problemas de uso normal. Durante 2 años el fabricante deberá responder de diversas casuísticas imputables a la propia fabricación del electrodoméstico, con mayor obligatoriedad durante los 6 primeros meses. Pero, ni la garantía se ocupa de toda incidencia ni más allá de los 2 años vas a conseguir que la marca asuma posibles fallos.

Qué entra en la póliza

Hay que tener en cuenta que, para asegurar tu electrodoméstico tienes dos opciones bien diferenciadas:

  • Seguro específico para un electrodoméstico: En ocasiones el propio fabricante o distribuidor, pero también por medio de terceros aseguradores, tu electrodoméstico puede llegar a casa con la seguridad de que todo riesgo quedará amparado por garantía en primera instancia y por seguro en segundo lugar. La inversión en un buen electrodoméstico puede ser conveniente respaldarla con este tipo de seguros que, de alguna forma, aseguren una amortización del electrodoméstico. Con el seguro específico puedes confiar en una atención técnica máxima hasta los 4 o 5 años de vida de tu electrodoméstico, incluyendo mano de obra, desplazamientos, piezas y cualquier otra intervención.
  • Seguro de hogar con cobertura específica: Los daños de origen externo al propio electrodoméstico no siempre son cubiertos por los seguros específicos de electrodomésticos, así que no está de más disponer de un seguro de hogar que pueda atender casos de incendios, sobrecargas, deficiente estado de instalaciones y tantos otros aspectos ajenos al propio electrodoméstico. En el seguro de hogar puedes encontrar coberturas básicas como la de incendio, que se encargaría de atender la reposición o reparación de un electrodoméstico quemado y algunas otras como el «todo riesgo accidental», con la que cualquier siniestro que suponga daños en el electrodoméstico siempre estará amparado. Para que el seguro de hogar se haga cargo de daños siempre hará falta la inclusión de contenido (bienes muebles y electrodomésticos), así como su cuantificación económica en caso de que estos bienes, individualmente considerados tengan un valor considerable.

Como puedes ver, ambos seguros pueden ser complementarios. Te diría que es más imperativo el segundo tipo, el seguro de hogar más enfocado hacia problemas externos tipo siniestros, nada previsibles y que pueden suponer mayor coste. Un seguro de hogar completo, con ese todo riesgo accidental puede atender casos de sobrecargas, fenómenos atmosféricos, daños por desgastes, por oxidación, afección a componentes…

Está claro que una inversión siempre es interesante protegerla. La vida útil de los electrodomésticos, puesta en duda en ocasiones, apelando a la obsolescencia planeada, puede requerir de una nueva inversión en caso de fallo, reparación o sustitiución. Cubrirse las espaldas con un pequeño importe añadido a asumir puede resultar fundamental.

Normalmente, los seguros específicos puedes contratarlos hasta un plazo máximo después de haber adquirido el electrodoméstico, por si te lo quieres pensar. Este plazo puede llegar incluso hasta el año, un tiempo suficiente en el que testar el funcionamiento del electrodoméstico, siempre cubierto de cualquier forma por la garantía. Lo mejor de los seguros específicos es que siempre cuentas con servicios técnicos oficiales propios de cada marca. Seguridad máxima en caso de cualquier tipo de fallo o disfunción puntual.

Comprueba la cobertura que firmas

Según el tipo de seguro que tengas, deberías ajustar al máximo las coberturas para no dejar contingencia alguna sin atención.

  • Coberturas de seguros específicos de electrodomésticos: Las coberturas básicas imprescindibles que siempre debes acordar son los fallos eléctricos, mecánicos y electrónicos. Normalmente, la opción de sustitución del bien encarece ligeramente la prima del seguro, pero en porcentaje sobre el total de la prima no es tanto, y te aseguras de que pasado el tiempo de garantía o incluso dentro de él cuando la marca se niega a restituir, este seguro deberá proceder al cambio si la reparación no deja el electrodoméstico como estaba, a pleno rendimiento de todas sus funcionalidades.
  • Coberturas de seguros de hogar para electrodomésticos: Ya te he comentado que todo lo externo que pudiera afectar al estado del electrodoméstico debe ser asegurado por medio del seguro de hogar. El tema de los seguros de hogar es más complejo que un simple seguro específico.
    • En primer lugar debes incluir el valor del contenido en su valor real. Indicar un valor por debajo de la realidad de tus bienes muebles y electrodomésticos puede derivar en la consideración de infraseguro, procediendo a una indemnización menor, en la proporción de diferencia del valor real de los bienes con el valor informado.
    • En segundo lugar, las coberturas más generales como daños por agua, por fuego, responsabilidad civil o reclamación jurídica son muy importantes pues se extienden hasta el último electrodoméstico de tu casa. Siniestros por incendios o inundaciones así como reclamaciones por filtraciones del vecino que puedan derivar en un siniestro son coberturas fundamentales.
    • Las coberturas más específicas como el ya citado todo riesgo accidental suponen una sobreprima importante, pero si tienes electrodomésticos de gran valor, o televisión, o bienes muebles, puede resultar primordial para no hacerte un roto en caso de accidente que suponga pérdida de alguno de estos bienes. En estos casos lo ideal es determinar uno a uno todos esos bienes con su valor real (si dispones de facturas mejor, para que la compañía conozca y guarde copia).

Estar al tanto de todas las posibilidades de aseguramiento y ajustar tus necesidades es importante. Consulta con tu agente de seguros tus necesidades más concretas, y busca la mejor opción. En según que casos los seguros online no son la mejor opción pues en un mundo tan específico como el asegurador, el conocimiento de las posibilidades aseguradoras redunda en satisfacción final en caso de tener que recurrir a éstos.

 


Artículos relacionados

¿Por qué falla el lavavajillas?

Antes de meternos en “faena”, una pequeña reflexión. Los electrodomésticos han llegado a ser tan imprescindibles en nuestras vidas que

5 trucos para limpiar tu vitrocerámica

Nadie daba nada por la vitrocerámica en sus inicios, su opaca apariencia cristalina parecía frágil e inconsistente para soportar las

Mantenimiento integral de un lavavajillas

Tu lavavajillas, que tan sumisamente ejecuta la labor de restituir la vajilla a su estado inicial mientras  disfrutas de una

2 comentarios

Escribe un comentario

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies