Accidentes en el hogar, como evitarlos

accidentes-de-hogar

Como en todo ámbito, la relajación en la actividad supone un riesgo. Más si cabe en casa, donde llegamos, respiramos hondo y procedemos a abandonar ese estado de «vigilancia» que solemos fijar para el exterior. Descuidos, omisiones y toda una serie de malas costumbres mal entendidas como esa comodidad de «luego lo hago», «después lo miro» o «Seguro que no pasa nada sí…»

Polizas de seguro para hogar

En muchos casos, el disponer de un seguro de hogar garantiza la cobertura en caso de accidentes personales. Es práctica muy habitual de las aseguradoras el incluir en su condicionado unos capitales en caso de accidente, añadiendo además el desplazamiento a un centro médico, y el traslado si fuera preciso. Para ello es condición indispensable el dar parte a la compañía cuanto antes. No quiero decir que en un caso de accidente grave sea la primera llamada que debas hacer, por supuesto. Pero ya con la tranquilidad de estar siendo atendido, es interesante poner al corriente a la compañía de todo lo acaecido para aprovechar esas coberturas específicas.

Caso bien distinto es cuando un invitado sufre un accidente en nuestra casa. Te puedo asegurar que todas las compañías suelen incluir por defecto la cobertura de responsabilidad civil. Es de las coberturas que entiendo más necesarias en este tipo de aseguramientos, pues te puede librar del gran dispendio en un reclamación por daños materiales o físicos. Te hablé de otros aspectos de los seguros de hogar en esta entrada.

La cuestión es que estando un invitado en tu casa y padeciendo una caída, corte, intoxicación o lo que fuera, su reclamación sería enteramente atendida por tu aseguradora. Además, los importes cubiertos en casos de responsabilidad civil suelen ser lo suficientemente altos como para

Yo usé esa cobertura en una ocasión. En su aspecto de daños materiales. No es enteramente referido a un accidente personal pero te lo comento porque fue «curioso». Vino un amigo, se quitó las gafas y las dejó sobre la mesa. Mi hijo mayor vino de repente y se sentó sobre ellas destrozándolas. El seguro se hizo cargo de todo. A mi amigo le daba apuro reclamarme los daños pero le hice entender que semejantes daños provocados por mi pequeño no podáin quedar sin compensación.

Lo mismo ocurre en caso de que ese invitado tenga cualquier percance personal. Atiéndelo, solicita asistencia médica y avisa a tu seguro. Ello se harán cargo de gastos de todo tipo imputables al hecho accidental.

Hogar, seguro hogar

El punto anterior, sobre la importancia de los seguros se ciñe a lo meramente finalista, a cómo abordar una situación de un accidente ya acaecido. Pero lo más importante es saber cómo puedes evitar que ocurra el accidente. Está bien que un accidente por definición tiene un fundamento fortuíto, pero eso no te exime de tomar medidas para que ese bote no caiga sobre tu pie, para que esa sartén no derrame su aceite caliente o para que ese suelo recién fregado no provoque que des con tu espalda en el suelo…

Comunmente se indica que los niños menores de 5 años y las personas mayores de 65 son las mas propensas a sufrir un accidente doméstico, pero con la gran cantidad de horas que pasamos habitualmente en casa, nadie está libre de sufrir cualquier tipo de percance.

Sobre todo hay que pensar en las distracciones, los olvidos y las buenas prácticas. Ejemplos:

  • Distracciones: Ponerte a picar cebolla a mano, o dejar algo al fuego mientras te concentras en las noticias de la televisión puede desencadenar en un corte o en una quemadura. Los cinco sentidos a lo que estés haciendo. No quiero decir que no haya que tener televisión en la cocina, pero mejor solo usarla mientras desayunas, comes o cenas.
  • Olvidos: Cada cosa tiene su sitio no solo por orden y organización, sino también para evitar accidentes. Cuchillos olvidados sobre la mesa, botes de cristal al borde de la encimera, mangos de las sartenes sobresalientes…
  • Buenas prácticas: Hay costumbres que cada uno pone en práctica y que evitan accidentes de manera muy eficaz. Cuando has fregado la cocina o un baño, puedes dejar la fregona atravesada en la puerta, a modo de cordón policial. Si sueles hacer la compra en volúmenes y con poca frecuencia, el ordenar los productos por fechas de caducidad y el mirarla al usarlos te evitará intoxicaciones. Si tienes niños, el ordenar sus juguetes redundará en que no te lastimes los pies al andar a oscuras por la casa… Detalles mil que te ayudarán, sin duda.

Insisto, los accidentes en casa, suceden y sucederán porque tienen ese punto de impredecibilidad. Pero se puede reducir su incidencia e importancia en la medida en que tomemos en consideración que nuestro hogar, plagado de electrodométicos, muebles, estanterías fijadas a la pared, esquinas, instalaciones eléctricas o de gas, puertas y ventanas también tiene su riesgo aparejado. No es cuestión de que veas tu casa como una trinchera de guerra, pero esa seguridad que te ofrece estar en casa será mayor si participas de ella.


Artículos relacionados

Sistemas de seguridad en el hogar

Un sistema de seguridad en casa confiere a nuestro hogar de mayor sensación de control sobre cualquier contingenia. El concepto

Los accidentes más típicos en la cocina

La seguridad en la cocina es, probablemente, el aspecto más relevante en lo concerniente a la seguridad global en el

Sistemas de protección de la casa

Los sistemas de seguridad para el hogar han alcanzado ya un nivel increible de sofisticación y tecnificación, a la vez

4 comentarios

Escribe un comentario

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies