Cómo evitar accidentes infantiles

Cómo evitar accidentes infantiles

Los accidentes en niños son una de las cosas más habituales en cualquier hogar. Es cierto que es lo último que querríamos que pasara, pero la mayoría de las veces se aúnan dos cosas: la curiosidad e inquietud de los más pequeños, que les lleva a tocar, coger, probar, y un montón de cosas más que no deberían… junto con nuestra imprudencia.
Y esta imprudencia no es porque seamos unos despreocupados que no nos importe nada, sino que en la mayoría de los casos, son pequeños descuidos de los que no somos conscientes por el ritmo de vida al que nos movemos.
No son pocas las veces en las que tenemos que exprimir al máximo el tiempo y mientras ponemos en el fuego la comida, recogemos el lavavajillas o ponemos la lavadora, o aprovechamos a pasar el aspirador por el salón…

No me digáis que esto no os suena. Todos en algún momento practicamos la multitarea y esto implica que, al hacer varias cosas al mismo tiempo, no podamos poner los cinco sentidos en todas ellas.

Además, no es nuevo para los que tenemos niños pequeños, el dicho aquel de que niños y peligro van de la mano, por lo que, en casa, y especialmente en la cocina, debemos extremar las precauciones para prevenir cualquier tipo de accidente.

Los peligros de los electrodomésticos

De hecho, aunque los electrodomésticos están pensados para hacernos la vida más fácil, y desde luego nos la hacen, también son muchas veces una fuente de riesgo para los más pequeños, ya que pueden alcanzar temperaturas muy elevadas o contener cuchillas o piezas pequeñas o afiladas.

En primer lugar, debemos ser conscientes de que los niños no tienen desarrollado el sentido del peligro como lo tenemos los adultos, y de hecho, a nosotros nunca se nos ocurriría poner la mano encima de una sandwichera caliente porque sabemos de sobra que puede producirnos una grave quemadura. Sin embargo, un niño jamás pensará en eso, y su curiosidad no le impedirá colocar su manita en la sandwichera, aunque esté enchufada y caliente.
Por eso, debemos extremar las precauciones al máximo.
Si vamos a preparar unos ricos sándwiches para cenar, podemos hacerlo asegurándonos de que el electrodoméstico está lo suficientemente alejado del alcance de los peques, y que, tras utilizarlo, lo apagamos inmediatamente.

Los accidentes como éste, por quemaduras, son muy habituales en la cocina. Hay electrodomésticos que alcanzan temperaturas muy altas, entre ellos, la placa, el horno, la sandwichera o tostadora, y por supuesto la plancha.

Cuando cocinamos, es importante que todos los mangos de ollas y sartenes estén hacia dentro y no sobresalgan por la encima. De esta manera evitaremos que los más pequeños tiren de ellos, derramándose por encima su contenido y pudiendo ocasionarles quemaduras graves.
A veces, también son habituales las quemaduras porque colocan sus manitas sobre la placa mientras está caliente o encendida. Actualmente podemos evitar esto comprando una placa de inducción, ya que al contrario que sucede con las vitrocerámicas, solo se calienta la zona que ocupa el recipiente mientras que el resto se mantiene frío.

El horno también es un electrodoméstico que llama la atención de los niños cuando está en funcionamiento y su curiosidad les lleva a apoyar sus manos en la puerta para ver qué se está cocinando.

La plancha, es otro electrodoméstico que habitualmente utilizamos en la cocina y que puede ser causante de muchos accidentes. Cuando planches, trata de hacerlo en una habitación donde no estén los niños por medio, pero si no es posible, no dejes nunca la plancha encendida o caliente y salgas de la habitación. Asegúrate de que no pasan por debajo con el riesgo de tropezar con el cable y que la plancha acabe cayéndoles encima. Y sobre todo, no les pierdas de vista en ningún momento mientras planchas.

Los electrodomésticos con cuchillas, como la batidora, la picadora, etc. son también muy peligrosos y debemos evitar dejarlos a su alcance. Evitemos también dejarlos sobre la encima enchufados si ya no los utilizamos. El riesgo de que un peque pulse el botón y lo ponga en marcha puede acarrear consecuencias terribles.
Lo mismo para cuando desmontes las piezas y laves las cuchillas. Evita dejarlas sobre la fregadera o con el lavavajillas abierto para que no puedan cogerlas.

Un consejo

Quizá puedan parecer demasiadas cosas. ¿Cómo voy a estar pendiente de todo? Es algo que nos hemos preguntado muchas veces. Sin embargo, basta con cambiar un poquito nuestros hábitos. Apagar y desenchufar cada electrodoméstico después de usarlo. Recoger en cajones o armarios no accesibles para los niños aquellos electrodomésticos que incorporen cuchillas o piezas cortantes. Intentar realizar tareas como planchar en momentos del día en que los niños duerman o estén entretenidos en otra habitación, etc.

Y por supuesto, si tienes electrodomésticos ya obsoletos, es el momento de que los cambies por otros que incorporen tecnologías innovadoras y sistema de seguridad. Por tu tranquilidad y la de los tuyos.


Artículos relacionados

Riesgos eléctricos en el hogar

La electricidad dota a nuestros hogares de multitud de usos imprescindibles hoy en día, pero sus riesgos no deben ser

Accidentes de los peques de la casa

La seguridad infantil en el hogar es un aspecto fundamental para convertir nuestro hogar en un espacio libre de riesgos.

¿Podrías tener un seguro para todos tus electrodomésticos?

Cuando nos instalamos en nuestra nueva casa nos preocupa bastante estar cubiertos ante cualquier posible incidencia que pueda surgir. Una

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies