Consejos para el buen uso de un lavavajillas

usuaria-satisfecha-lavavajillas

El lavavajillas tiene importantes trucos para conseguir ese equilibrio tan deseado entre su fin limpiador de toda la vajilla con su menor gasto energético y por tanto, también menor coste ecológico. Hay que tener en cuenta algunos sencillos detalles importantes y conseguirás ese equilibrio, con unos resultados óptimos en tu vajilla.

Cargar de forma correcta

La adecuación de vajilla y cubiertos a las distintas bandejas dispuestas para ello es fundamental, obviamente. De ahí que las marcas se afanen en la búsqueda de los mejores sistemas de bandejas que optimicen espacios y faciliten la inclusión y separación de los diversos objetos cotidianos de cocina.

Algunos fabricantes incluyen zonas desplegables para cubrir vajilla más alta, anclajes especiales para inmovilizar algunas piezas…, diversidad de inventos y evoluciones al servicio de este fin fundamental de respetar un orden básico para la circulación del agua, del detergente y del abrillantador.

Las consecuencias de la carga incorrecta del lavavajillas son dos:

  • Lavado deficiente: En todos los sentidos. Por un lado, el agrupamiento desordenado de los elementos sólo conduce a generar suciedad en multitud de piezas. Por otro, el secado nunca se realizará como debiera ser. Las piezas aparecerán sucias y con restos de agua. Suciedad y calcificación sobre tu vajilla. El efecto contrario al que buscabas.
  • Deterioro del lavavajillas: Si tu lavavajillas no puede desempeñar su función debidamente, con atascos de sus brazos rociadores, con la imposibilidad de una adecuada circulación del agua o el entorpecimiento de la salida de ésta, lo estás forzando a un sobreesfuerzo que para nada está previsto en su programación. Antes o después, puedes acabar pagándolo caro en forma de avería o fin de vida útil anticipada.

Como decía antes, los fabricantes siguen sorprendiéndonos con avances en este aparato tan servicial y cada vez más insustituible, por su desempeño en sí, e incluso por su ahorro frente al fregado manual.

cargando-correctamente-lavavajillas¿Cómo no aprovechar tanto avance? Comprarte el mejor lavavajillas no te servirá de nada si no le provees del mejor estado previo a su actuación. La improvisación no tiene cabida en el lavavajillas. Si no te apetece leer el libro de instrucciones, podrás adivinar, de manera intuitiva, para qué sirven tantos recovecos, zonas desplegables, las diferentes alturas y anchuras… Vamos, que hasta el último de tus cubiertos puede encontrar un espacio donde limpiarse correctamente sin entorpecer al resto.

Y si no eres muy observador, tienes otra solución antes de cargar el lavavajillas sin orden ni concierto, usar un programa para media carga, no esperar a tenerlo todo lleno y apretado para finalmente no conseguir nada. Qué menos que seleccionar en cada ocasión el programa idóneo para optimizar y ahorrar.

La media carga es una solución pensada para usuarios con poco gasto de vajilla, pero también entiendo que es una solución para usuarios con poco tiempo o pocas ganas de descubrir los espacios que su lavavajillas les ofrece. Dos programas de lavado a media carga gastan algo más que un programa a carga completa, pero bueno, si tu típica carga completa desordenada sabes que no te lleva a ningún sitio, pues esta es una opción.

Sal y abrillantador

Para proteger tanto a limpiador (lavavajillas) como a limpiado (cubiertos y vajillas), además de mantener y usar correctamente el lavavajillas, encontrarás dos aliados de excepción: por un lado la sal, y por otro el abrillantador, conseguirán presentar el mejor escenario de limpiado durante todo el proceso.

  • La sal especial para lavavajillas: No entra en el circuito, como podrás deducir de su ubicación en el depósito inferior interno de la cámara. Solo interactúa con las bolas de resina del depósito descalcificador para conjuntamente suavizar el agua. Esta sal acaba drenada al concluir el proceso. Para verterla de manera más fácil en el interior del depósito inferior, puedes utilizar un embudo, que impedirá las típicas caídas a la base del lavavajillas, y que pueden entorpecer la circulación de la bandeja inferior sobre sus raíles.
  • El abrillantador para lavavajillas: Con un ligero chorrito en su depósito específico (generalmente junto al del detergente, en la compuerta) te aseguras de que las gotas de agua no se aferren a la vajilla. Su alta composición de ácido cítrico es la que actúa de este modo sobre el agua a nivel molecular, no permitiendo su estancamiento en las típicas gotas. El secado siempre queda mejor y por extensión, el cristal, la porcelana o el acero no sufren la acción prolongada del agua, su oxidación o corrosión.

vajilla-brillanteNo te voy a hablar de marcas para uno u otro producto. Pero lo que sí quiero aclararte es que este no es terreno para aventuras. Cualquiera otra sal ordinaria no sirve para esta función, pues contiene elementos férreos y rocas de sal que no sirven para su función última, la activación de las bolitas de resina que se desprenden desde el depósito descalcificador. Si en tu zona prevalece al agua blanda, seguramente no precises de mucha sal. Consulta qué tipo de agua es la de tu entorno.

Tanto sal como abrillantador, como ves intervienen en la consecución del mejor lavado. Pero como te decía también el lavavajillas se beneficia de la acción de ambos productos complementarios. La sal que inicia y multiplica la acción descalcificadora ayudará al mejor desagüe final, el abrillantador, con esa función de secado más rápido y respetuoso, conseguirá ese mismo efecto sobre el conjunto de bandejas y paredes, efectuando una somera (aunque sí importante) función de limpiado y mantenimiento del conjunto interno del lavavajillas.


Artículos relacionados

5 trucos para eliminar el olor del frigorífico

El mal olor dentro de un frigorífico resulta sumamente desagradable. Todos los alimentos guardados pueden ademas impregnarse de ese aroma

Desinfectantes naturales para la vitro

Si has leído otras entradas por aquí, ya sabrás que soy muy de usar remedios naturales para limpiar diversos electrodomésticos.

Mantenimiento de los electrodomésticos Vs obsolescencia programada

Escucharás de todo: unos aseguran que cualquier electrodoméstico producido hoy en día tiene preestablecido un inexorable tiempo de vida útil,

5 comentarios

Escribe un comentario

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies