4 consejos básicos en la cocina

4 consejos básicos en la cocina

La seguridad en la cocina es un tema que nos preocupa a todos. Sin duda alguna, nuestro hogar es uno de los sitios donde más seguros nos sentimos. Estar en casa nos produce una sensación de que todo lo malo se queda fuera y de que estamos protegidos. Y es una sensación que no pretendo quitar a nadie. Para mí, el lugar más seguro del mundo, al que siempre quiero volver después de un día duro, también es mi casa. Sin embargo, esto no significa que sea un lugar donde pueden ocurrir muchos accidentes, y si hablamos de la cocina, el porcentaje se eleva todavía más.
Podríamos decir que la cocina es la estancia de la casa donde más accidentes domésticos ocurren, y es que en ella se concentran la mayoría de los electrodomésticos y aparatos eléctricos que tenemos, así como los productos de limpieza, cuchillos y objetos afilados, etc.

Por este motivo es muy importante ser prudente y tomar algunas precauciones. No se trata de volvernos unos obsesos de la seguridad, pero sí que podemos tomar ciertas medidas y tratar de evitar algunas cosas (más aún cuando en casa hay niños pequeños) para tratar de mantener los accidentes domésticos lo más alejados posibles de nosotros y de los que más queremos.

Qué no hay que hacer nunca

Hay ocasiones en las que, a pesar de tomar muchas precauciones, los accidentes acaban ocurriendo, y es que por mucho cuidado que tengamos hay cosas que se escapan a nuestro control, como un fallo eléctrico que ocasione un incendio, por ejemplo. Pero sí que hay cosas que podemos hacer para ser más precavidos, y otras que no debemos hacer nunca con el fin de evitar accidentes.
Siguiendo estos 4 consejos seguro que nuestra cocina se vuelve un sitio mucho más confortable y seguro para todos.

Mantener el orden: Ser ordenados y tener la cocina bien organizada puede ayudarnos mucho. En primer lugar, porque nos facilita la tarea de encontrar los utensilios que necesitamos cuando estamos cocinando, y en segundo lugar porque evitamos distracciones y tener que buscar entre varios objetos con el riesgo de que en nuestras maniobras de búsqueda tiremos algún plato o vaso que hemos dejado en medio de la encimera.
Puede parecer a priori algo no demasiado importante, pero mantener el orden es primordial. Si mientras cocinamos vamos dejando por el medio todo aquello que estamos utilizando, los platos con los ingredientes, las cucharas para remover, la varilla para mezclar, el vaso con el que hemos añadido agua a la cazuela… etc., lo más fácil es que cuando necesitemos localizar algo entre todo ese desorden acabemos tirando al suelo algún objeto sin querer, y si el objeto en cuestión es de cristal, todos sabemos lo que puede ocurrir. Eliminar los minúsculos trozos de cristal que se desperdigan por el suelo es muy complicado, y es fácil que nos dejemos alguno que no veamos. Si alguien entra a la cocina descalzo no hace falta que digamos cuáles pueden ser las consecuencias.

Evitar resbalones: los resbalones en la cocina son una de las causas más frecuentes de accidente doméstico. Los resbalones se producen por ejemplo cuando entramos en la cocina después de haberla fregado sin esperar a que se seque. Para evitarlo, cuando friegues el suelo de tu cocina, bastará con que después cierres la puerta y coloques el palo de la fregona cruzado por delante. Cualquier miembro de la familia que vaya a entrar sin saber que el suelo está mojado, entenderá con esa indicación que al menos antes de entrar debe preguntar si puede hacerlo. Créeme, evitarás más de una caída innecesaria.
También pueden producirse resbalones mientras cocinamos, ya que muchas veces cae agua o algún otro líquido. Para evitar caídas, intenta secar el suelo cada vez que caiga algo y trata de poner suelos antideslizantes siempre que sea posible.

Otras medidas de seguridad

Guarda bien los productos de limpieza. El 90% de las familias guardamos en nuestra cocina los productos para la limpieza de toda la casa. Parece algo lógico y sin embargo, guardarlos lo más alejados posible de esta estancia nos ahorraría muchos disgustos. En primer lugar, porque suelen llamar bastante la atención de los niños. Las etiquetas son casi siempre de colores vistosos y esto atrae mucho a los más pequeños.
También es muy importante no cambiar de recipiente ningún producto tóxico. Aunque no es algo frecuente y estos accidentes ocurren en menor medida, si cambiamos los productos de limpieza a otros envases como tarros de cristal, por ejemplo, podemos confundirlos fácilmente e incluso llegar a ingerirlos.

Revisa las tomas de corriente. No está de más revisar de vez en cuando que todas las tomas de corriente funcionan con normalidad, comprobar que los electrodomésticos están perfectamente conectados a la red eléctrica y que no hay malas conexiones que generen chispas o algo parecido.
Muy importante también desenchufar siempre lo que no vayamos a utilizar y evitar colocar tomas de corriente cerca del grifo.

Estos son solo 4 consejos que te pueden ayudar, pero si quieres conocer algunos más, puedes consultar este artículo.


Artículos relacionados

Cómo evitar accidentes domésticos

Siempre hemos pensado que nuestro hogar es el sitio donde más seguros estamos, y aunque sea el lugar donde todos

¿Son seguros los microondas?

Aunque es un electrodoméstico que ya se encuentra en casi el 100% de los hogares, todavía hay algunas personas que

El peligro de los cables en el hogar

Caídas, incendios, quemaduras… Los cables pueden suponer un gran riesgo como transmisores de electricidad o en su deficiente instalación (ya

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies