Cosas que los niños no deben tocar

La seguridad infantil en el hogar es un ámbito específico para el que debemos reajustar diferentes aspectos de nuestras rutinas y costumbres en cuanto al orden y organización. Pero esa seguridad de los peques también dependerá de sistemas de protección específico y de medidas de seguridad que abarcan desde la apertura de un boteo hasta el control del electrodoméstico más sofisticado. Hacer de nuestra casa ese hogar seguro dependerá enteramente de las medidas de seguridad que dispongamos a todos estos niveles.

Consejos de seguridad

Dotar de seguridad a cada espacio de nuestro hogar adquiere un especial valor desde que los niños empiezan a gatear. Cada potencial riesgo debe ser considerado para cubrir el máximo posible de contingencias. Podemos hacer una relación de riesgos y asociarlos con esos consejos fundamentales para conseguir acercanos al riesgo 0.

  • Golpes y caídas: Varias zonas de nuestra casa pueden suponer un riesgo para esos golpes y caídas que pueden revestir de cierta gravedad en ocasiones o que, al menos son de una aparatosidad que despierta todas las alarmas.
    • Sala de estar, salón: Normalmente las zonas de descanso como salitas de estar o salones se acaban convirtiendo en zonas de juego. Los protectores de bordes y esquinas evitarán que un golpe fortuito (y las cabecitas son las más propensas a sufrir estos percances) acabe en un daño mayor. Hay protectores en cinta adhesiva de multitud de colores para que conseguir una cierta mimetización. El orden en estos espacios es muy importante pues se convierte en zona constante de tránsito y también las caídas son frecuentes.
    • Dormitorios: Actualmente la tendencia de las camas nido para poder aprovechar espacios presentan riesgos mayores de caída. Estas camas suelen estar a una altura considerable. En mi caso el uso de la sábana fantasma hasta más allá de los 3 años me daba seguridad total de caídas durante el sueño. Si lo habitúas a estas sábadas desde el momento en el que pase a su cama, lo interiorizará sin problemas. Las barreras protectoras también son un buen remedio para evitar esos movimientos imprevisibles de los peques en la cama.
    • Pasillos: Cuando los niños empiezan a corretear por los pasillos los golpes y caídas estan a la orden del día. Debemos actuar como un juez de pista de la fórmula 1 y encontrar zonas conflictivas en las que colocar protectores esquineros, así como mantener siempre el pasillo libre de obstáculos. El pasillo debe ser entendido como un espacio libre de juguetes, norma básica para no acabar cayendo alguien al suelo en la transición de una estancia a otra.
    • Cocina: La más ajetreada de las estancias de una casa. En la cocina hay dos normas básicas: orden y seguridad. El orden significa que debemos controlar en todo momento las tareas culinarias para no andar improvisando y generando espacios de riesgo como cajones abiertos o elementos mal ubicados con los golpearse los niños o con los que acabar tropezando.
  • Cortes:
    • Cocina: Hasta que los niños no tengan 4 años, los cuchillos deben ser elementos inaccesibles para ellos. Y aún así se pueden encontrar cuchillos de seguridad para el uso infantil. Los electrodomésticos que puedan derivar en cortes por su uso natural (batidora, cortafiambres…) deben estar ubicados siempre en cajones superiores.
    • Baño: En el baño siempre disponemos de pequeños útiles para la higiene corporal como tijeritas, cuchillas de afeitar o cortauñas. No sabes la pericia que puede llegar a tener un niño con uno de estos elementos para acabar clavándoselo accidentalmente. Los utensilios de corte mejor en armarios superiores.
  • Quemaduras:
    • Cocina: De nuevo la cocina y su multiplicidad de riesgos. La vitrocerámica y el horno son focos de potenciales quemaduras. Las vitrocerámicas de inducción y los hornos de cristal de seguridad mitigan los riesgos de quemaduras. Pero no lo confiemos todo a la tecnología y supervisemos siempre a donde van esas manitas…
  • Atragantamientos e intoxicaciones:
    • Cocina: Alimentos en mal estado y productos químicos. El orden extendido a la nevera nos asegurará de que usemos los alimentos anteponiendo los más antiguos a los más recientes. Las lejías y demás siempre en zonas alejadas de los peques. Los cierres de seguridad actuales evitan ingestas peligrosas, pero menosprecies la habilidad de un niño de 3 años…
    • Baño: Esos malditos cajones inferiores en los que solemos almacenar productos de limpieza en general o de higiene personal. Mejor sería que lo dejáramos para las toallas y demás y reubiquemos los productos a cajones superiores.
    • Salón o zona de juegos: Máxima atención con los juguetes que compramos. Hasta bien entrados los 3 años, nuestros peques todavía pueden manifetar ese interés particular en probar cualquier cosa en su boquita. Piezas amplias si son juguetes de desmontar y comprobar que dichos juguetes cumplen con las directrictes de seguridad del sector.

Bien es cierto que todas estas pautas son generalidades y que la casuística particular de cada casa puede provocar nuevos riesgos. Pero si te planteas una seguridad en base a estos principios tendrás controlado un gran porcentaje de riesgo. Yo tengo dos niños y los mantengo inmaculados en cuanto a accidentes en casa se refiere (de momento).

La ayuda de las marcas

Los fabricantes saben que la seguridad es una plusvalía a la hora de vender un producto. Incluso, si vamos más allá, las regulaciones para otorgar certificaciones de calidad redundan en el anhelado prestigio de un buen fabricante, amén del beneficio inherente para el usuario final.

Actualmente podemos encontrar todo tipo de electrodomésticos o enseres en su versión segura. La ingenieria de la seguridad ha evolucionado exageradamente en los últimos 20 o 30 años. Así, siempre podemos encontrar:

  • Electrodomésticos con sistemas de bloqueo, de apagado automático, con menor impacto energético y una mayor eficiencia también desde la ergonomía
  • Utensilios seguros que facilitan cualquier tarea con menor riesgo
  • La tecnología, con su máximo exponente de la domótica nos permiten un control de multitud de procesos. El trabajo en remoto y la eliminación de tareas también se traduce en una ganancia en seguridad.

 


Artículos relacionados

Prevenir los accidentes domésticos infantiles

En esta entrada ya te hablé de la seguridad en lo concerniente a nuestros pequeños. Pero abundar en el tema

Riesgos de bebés en casa

Aunque pueda parecer lo contrario la principal causa de muerte en los niños son los accidentes, destacando sobre el resto,

Aviso de seguridad en el lavavajillas

En el momento en el que descubres un aviso importante de seguridad en lavavajillas debes tomar cartas en el asunto.

1 comentario

Escribe un comentario

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies