Cuánto gastamos en la cocina

Cuánto gastamos en la cocina

Ha llegado la temida cuesta de enero, y bien merecido que tiene el nombre, puesto que a primeros de año llegan un montón de gastos y facturas por pagar después del consumismo frenético del mes de diciembre.

Es momento de pensar en ahorro, y de ver cómo podemos reducir nuestros gastos, así que este es un buen momento para plantearnos, por qué no, cuánto consumen los electrodomésticos de nuestro hogar.

Si analizamos nuestra factura de la luz y nuestro gasto energético, no hace falta ser un lumbreras para darse cuenta de que la mayor parte del gasto se genera en la cocina, y es que es en esta estancia en la que más electrodomésticos se acumulan de toda la casa, y además, entre ellos se encuentran sin duda, los que más consumen.

El primer lugar de la lista lo encabeza el frigorífico, y tiene lógica, porque este electrodoméstico está siempre encendido, los 365 días del año sin descanso. De hecho, no podría ser de otra manera si queremos conservar en perfecto estado nuestros alimentos.

En segundo lugar nos encontramos con la lavadora. Otro electrodoméstico imprescindible y al que se le da un uso bastante frecuente en casi todos los hogares del mundo.

La medalla de bronce de este particular ranking se la damos al horno, que consume grandes cantidades de energía al alcanzar temperaturas tan altas rápidamente.

En cuarto lugar tendríamos el lavavajillas. Hace unos cuantos años, este electrodoméstico, al igual que la secadora, solo lo encontrábamos en las cocinas más privilegiadas, sin embargo, hoy en día, es un imprescindible en todos los hogares. Muchos de nosotros no sabríamos vivir sin él, pero debemos tener claro, que es otro de los electrodomésticos que produce un gasto importante de energía en nuestra cocina, y que por tanto, se ve reflejado en nuestra factura.

Consumo cuando cocinas

Otra de las cosas que hacemos a diario es cocinar. Seguro que hay hogares en los que vive una persona sola, o quizá dos, pero que nunca comen en casa porque sus trabajos no se lo permiten, o personas que apenas disponen de tiempo para prepararse nada y tiran de comida precocinada. No me cabe duda de que los hay. Pero lo habitual es que en un hogar se cocine a diario, y esta tarea que realizamos al menos dos veces al día, para la comida del mediodía y para la cena, nos supone un gasto energético que debemos controlar.
Ya hemos comentado que el horno es uno de los electrodomésticos que se sitúa en los primeros puestos del ranking en cuanto a consumo, pero ¿y la placa?.

Podríamos decir que el consumo de una placa vitrocerámica también supone un gasto eléctrico importante para nuestra factura, que aun siendo un electrodoméstico que no encabeza las listas de consumo, sí que es un electrodoméstico que se usa con mucha frecuencia.

Cada vez que cocinamos y encendemos la placa, ésta utiliza unas resistencias para calentarla y alcanzar la temperatura óptima, teniendo en cuenta también, que el tiempo que necesita una placa vitrocerámica para calentarse no es poco, como tampoco lo es el tiempo que tardan en enfriarse.

Consejos de ahorro

Por mucho que nos duela todo el gasto energético que se produce en nuestras cocinas, no podemos dejar de usar los electrodomésticos, sin embargo, sí que hay ciertos aspectos que podemos tener en cuenta para reducir el importe de nuestra factura y que el consumo de nuestros electrodomésticos sea el menor posible.

¿Que cuáles son estos consejos de ahorro? Muy simple. En primer lugar, asegúrate de que tus electrodomésticos tengan una buena eficiencia energética y si todavía tienes alguno cuya etiqueta energética sea menos de A+ quizá sea el momento de renovarlo, ya que este es un requisito imprescindible no solo para reducir el gasto energético, sino también para cuidar el medio ambiente.

Además de éste, existen otros consejos personalizados para cada electrodoméstico que pueden ayudarte a reducir tu consumo, como por ejemplo:

  • No abras constantemente la puerta del frigorífico y hazlo solo cuando tengas claro lo que vas a buscar. Abrir la puerta conlleva una pérdida de temperatura que después el electrodoméstico necesita recuperar y para ello, aumenta su gasto energético.
  • Lo mismo con la puerta del horno. No es recomendable abrirla para controlar el asado, o si el bizcocho sube. Todos los hornos disponen de una puerta de cristal para observar lo que se está cocinando. Y si además instalas tu horno en columna, esto te facilitará la tarea de controlar tus recetas mientras se cocinan fácilmente.
  • Para ahorrar con nuestra placa lo ideal es cambiar la vitrocerámica por una placa de inducción. La inversión inicial es más costosa pero lo vas a amortizar en pocos años.
  • Para ahorrar con tu lavadora utiliza los programas cortos y lava con agua fría. Cuando más consume una lavadora es cuando necesita calentar el agua del lavado.

Estos son algunos consejos, pero hay muchos más que pueden ayudarte a controlar el gasto y conseguir reducir el importe de tu factura. En este enlace encontrarás más sugerencias sobre cómo ahorrar con el uso de los electrodomésticos.


Artículos relacionados

Razones para contratar un seguro de electrodomésticos

Un seguro de electrodomésticos puede ser una interesante opción para asegurar una inversión sobre el valor de tus electrodomésticos frente

¿Es seguro un lavavajillas?

Los electrodomésticos son aparatos y, por tanto, pueden estropearse en cualquier momento. Una incidencia puede ser un trastorno, sobre todo

Electrodomésticos reparados a distancia

Que los electrodomésticos inteligentes son ya el presente de muchos hogares de nuestro país, es algo innegable. Echando la vista

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies