Qué es un seguro de electrodomésticos

Normalmente un seguro de electrodomésticos es eso que nos quieren añadir como plusvalía cuando te dispones a comprar nuestra nueva lavadora o frigorífico u horno. Decidir contratarlo no debe asociarse con el mismo acto del pago o de la compra. Tómate un mínimo tiempo para descubrir si te interesa y/o conviene. Normalmente te ofrecen un plazo de hasta 7 días para proceder al aseguramiento.

¿Qué cubre su póliza?

Las coberturas de este tipo de seguros asociados a la compra del electrodoméstico están orientados a roturas y/o averías. A mi parecer se juega en el terreno de la garantía, pues muchas roturas pueden ser producto de deficiencias. Pero una vez contratado el seguro específico, recurrimos a él ya que está pagado…

También es verdad que cada vez el ámbito de los operadores que ofrecen este tipo de seguros se va ampliando y ya se llegan a ofrecer como seguros de electrodomésticos desvinculados de la compra. Se peritan los bienes o se establece una carencia de 30 días para asegurarse de no atender a averías previas, y se aseguran esos potenciales riesgos.

Así que puedes encontrar:

  • Seguros de electrodomésticos asociados a la compra: La garantía siempre atenderá deficiencias, fallos o averías provocados por un deficiente funcionamiento del electrodoméstico adquirido. Pero deja fuera otros tipos incidentales que afectan al uso. No es que un seguro de electrodomésticos específico te vaya a cubrir un maltrato evidente de tu lavadora, pero sí debería hacerse cargo de averías por usos incorrectos.
  • Seguros de electrodomésticos generales: Entidades aseguradoras o incluso entidades bancarias ya están ofreciendo este tipo de seguros, una especie de todo riesgo para tantos electrodomésticos como quieras asegurar. Su contrato no está vinculado a la venta, lo cual quiere decir que atenderán una avería sea cual sea la antigüedad del electrodoméstico. Normalmente establecen franquicias en número de accidentes por año y en cuantías. Por ejemplo podrías encontrar que tu banco te ofrece un seguro en el que puedes incluir lavadora, horno, lavavajillas y televisión. Pero en su clausulado encontrarías un tope de 3 o 4 averías por año y un tope de, por ejemplo, 400 € por avería en cuyo caso la entidad indemniza por debajo de este importe según antigüedad del electrodoméstico.

Grosso modo esto es lo que viene a ser un seguro específico de electrodomésticos. Cada compañía, entidad o banco ajusta sus criterios según sus estudios siniestrales o cualesquiera otros criterios económicos o comerciales.

¿Sale rentable tener uno?

La rentabilidad de un seguro de daños en sus múltiples vertientes debe siempre sopesarse en base a varios criterios:

  • Aseguramiento en sí: ¿Dispones de seguro de hogar? Revisa tus coberturas, quizás te incluyan daños a electrodomésticos de todo tipo, con lo que las averías normales siempre estarán amparadas por este seguro de hogar y solo las casuísticas más asociadas a un deficiente uso podrían quedar fuera (usando tus electrodomésticos adecuadamente poco problema puedes tener, con lo cual no siempre es un imponderable a considerar)
  • Antigüedad de tus electrodomésticos: Si tus electrodomésticos son nuevos, la garantía operaría en caso de avería en el 95% de los casos (salvo usos inadecuados), así que no es muy rentable en este caso. Por otro lado, con electrodomésticos ya viejos siempre ocurre que la reparación o es muy cara o finalmente te tienes que decidir por la reposición…, y ahí un seguro específico de electrodomésticos siempre se queda corto, provocando insatisfacción. Además, normalmente se establece un máximo tiempo de antigüedad para asegurar que ronda los 10 años.

Puede parecer que no recomiende los seguros de electrodomésticos específicos, pero no es del todo así. Tan solo trato de darte una perspectiva completa para tu decisión. Los casos en los que puede interesar son:

  • Sin seguro de hogar: Normalmente todos tenemos nuestro seguro de hogar, como minimo para coberturas de incendio y de responsabilidad civil (altamente recomendable este mínimo), pero no siempre disponemos de coberturas de contenido (entiéndase como parte a los electrodomésticos) para riesgos eléctricos o de agua o de cualquier otro ámbito (hay seguros de hogar que incluso ofrecen un todo riesgo accidental que puede salir más barato al integrarse en una póliza general que no otro seguro a parte).
  • Electrodomésticos de edad media: Cuando tus electrodomésticos ya no están en garantía oficial (sus dos años de rigor), dispones de un electrodoméstico en buen estado de relativa poca edad y expuesto a posibles riesgos que o bien no están amparados en tu póliza de hogar por no disponer de contenido o bien son demasiado caros como para integrarlos. En estos casos puede ser interesante contratar este tipo de seguros que te dan la tranquilidad de poder reportar averías y encontrar indemnización procedente, bajo las condiciones habituales de número de siniestros al año y cantidades según cada caso de ente asegurador.

Artículos relacionados

Problemas con la atención al cliente de tu electrodoméstico

Los CAU (Centros de Atención al Usuario) se están convirtiendo en el foco de nuestras posibles frustaciones en cuanto compramos

Garantía cuando compras online

Cuando hacemos una compra, queremos que esta tenga todas las garantías posibles. Pero cuando esa compra supone un desembolso importante,

Problemas más frecuentes con una nevera

Por mucho que las marcas se esfuercen en mejorar las prestaciones de sus neveras, los usuarios siempre encontramos problemas en

2 comentarios

Escribe un comentario

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies