5 cosas a evitar en casa con los niños

niña-en-casa

Los que tenemos niños, nos soprendemos cada día con lo intrépidos que son y la escasa o nula percepción del riesgo. Evitar accidentes en el hogar versión niños es imposible al 100%, pero prevenir potenciales riesgos sí que está en nuestra mano.

Evitar los accidentes más comunes

Lo común es que los peques abran los armarios inferiores, o que accedan a cualquier elemento de riesgo que se encuentre al alcance de su entorno de movimientos. Pero, conforme crecen, no podemos infravalorar su capacidad para coger una silla y encaramarse a otros cajones superiores donde teníamos reservados pequeños electrodomésticos o agentes químicos de limpieza.

Más allá de esa primera idea asociada a niño y accidente como un menor de 3 años que acaba accidentado, el resto de grupos de edades también pueden sufrir percances diversos. Lo ideal es tener en cuenta referencias de prevención por edades.

  • Evitar accidentes en el hogar. Niños de 1 a 3 años: La cocina es el espacio a evitar. Destinar esta estancia a los momentos de las comidas evitará cualquier tipo de imprevisto. Los productos químicos siempre lejos de su alcance y en embases neutros (que no parezcan juguetes o alimentos). Cuando se sienten, deben hacerlo por medio de tronas que los fijen a las sillas. Los alimentos deben estar previamente fraccionados en pedazos menores. Los juguetes deben estar compuestos de piezas grandes para evitar posibles atragantamientos. Lo ideal sería acompañarlos siempre en sus juegos, pero ya sabemos que no siempre puede ser así. Disponer de juguetes adecuados es una pauta fundamental. Las tomas eléctricas deben estar protegidas.
  • Evitar accidentes en el hogar. Niños de 4 a 9 años: En estas edades, la pericia con enseres propios de la cocina tales como cuchillos, tenedores o pequeños electrodomesticos debe reducirse únicamente al momento de la comida y siempre bajo nuestra supervisión. Los típicos juguetes de proyectiles, así como otros de imanes o componentes eléctricos pueden derivar en quemaduras o lesiones. El orden debe ser algo absolutamente interiorizado para evitar caídas y golpes. La comunicación para determinar qué puede suponer un riesgo es muy importante.
  • Evitar accidentes en el hogar. Niños de 10 a 14 años: Concienciación y concienciación. A esta edad la autonomía es máxima, y así la reclaman nuestros pequeños grandotes. Una supervisión indirecta tampoco está de más cuando los vemos por la cocina. La equiparación de los nuevos derechos que nos van reclamando con las responsabilidades y riesgos que acarrean debe ser un feedback constante.

Cuando tomas todas las medidas necesarias y aún así el accidente ocurre es probable que sea un percance menor. De cualquier forma siempre sabrás que actuaste debidamente. Repasar y replantear las «medidas de seguridad» por edades puede ser una gran herramienta para prolongar esa idea de hogar seguro que todos deseamos.

Protege a tu familia

Casi siempre vuelvo al tema de la sensación de falsa seguridad. Nuestros hogares son esos lugares donde sentimos que ningún riesgo nos acecha, que nos encontramos a salvo de todo tipo de contigencias de riesgo. Asismismo, conforme nuestros hijos van creciendo, asumimos que los riesgos van desapareciendo. No quiero decirte que en casa debamos encontrarnos en continua tensión, precisamente considerando unas pautas de protección ajustadas a zonas y edades eliminarás riesgos y a la par posibles tensiones…

Lo cierto es que la evolución de la accidentabilidad en niños no se corresponde exactamente con nuestras expectativas. Los porcentajes de accidentes desde 0 hasta 14 años tiene dos picos, uno hacia los 2 años y otro… hacia los 12-14 años!

Si lo pensamos parece normal que así sea. Con 2 años su motricidad todavía está en evolución y puede golpearse, caerse y cortarse casi con cualquier cosa. De los 3 a los 12 años los consideramos todavía como pequeños a proteger y los alejamos de todo riesgo, y pasada esta edad consideramos que ya pueden desenvolverse como adultos y ocurre el accidente.

Proteger a nuestros pequeños en casa es una tarea que se extiende, como vemos, a toda edad salvo los primeros meses de vida en los que aún no son capaces de grandes movimientos y o desplazamientos. Lógicamente no es lo mismo prevenir accidentes con niños de 2 años, causados mayormente por accesos a elementos de riesgos, por caídas o por golpes, que tratar de evitarlos con 12, 13 y 14 años. En el caso de los niños «mayores» se trata más de una tarea de concienciación sobre cómo interactuar correctamente con electrodomésticos, con enseres o respecto al orden debido para evitar caídas y golpes.

Por cierto, sí, los niños son más movidos que las niñas y sufren un mayor porcentaje de accidentes. En este sentido, al menos, el tópico está en lo cierto. En varios estudios de diferentes regiones, los niños alcanzan el 60% de los accidentes, mientas que las niñas, obviamente sufren accidentes domésticos en el 40% restante.


Artículos relacionados

Peligros caseros para tu bebé

Partiendo de que la definición de bebé no aclara hasta que edad se considera a nuestros pequeños como pertenecientes a

Electrodomésticos ¿peligrosos?

¿Sabías que los accidentes domésticos en el hogar son una de las causas más frecuentes que llenan las salas de

Una casa segura y tecnológica

Instalar sistemas domóticos en tu hogar tiene muchas ventajas. La primera de ellas es que garantizas la seguridad de tu

2 comentarios

Escribe un comentario

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies