Funciones de seguridad infantil

Funciones de seguridad infantil

Como en casa en ningún sitio. Cuántas veces hemos oído esta frase y cuánto de verdad hay en ella. Sin embargo, cuando en casa hay peques, un tema que debemos tener muy en cuenta es la seguridad infantil en el hogar, para conseguir así que nuestra casa sea ese lugar tan placentero y agradable como nos gustaría que fuese.

Nadie estamos libre de sufrir un accidente, y mucho menos en nuestra casa. Por mucho que nos pueda parecer el sitio más seguro del mundo. Creedme, no lo es. Seguramente os asustaríais si supieseis el porcentaje de accidentes domésticos que ocurren al año. Aunque también os digo, muchos de ellos, se podrían evitar. Es evidente que no todo está bajo nuestro control, pero, por ejemplo, en una casa donde hay escaleras, puede ser normal sufrir un resbalón o tropiezo mientras las subes o bajas. Nadie puede evitar eso, pero sí que podemos tomar ciertas precauciones como colocar una barandilla para sujetarse o no colocar cosas en los peldaños que puedan obstaculizar el paso.

Todos estos riesgos, se duplican en los hogares en los que hay niños pequeños. Nadie pone en duda de que son una alegría para cualquier casa, pero hay que prestar especial atención y aumentar las precauciones con ellos, ya que el mínimo descuido puede traer consecuencias fatales.

La cocina: un espacio seguro

Es verdad que peligros los hay por toda la casa, pero es en la cocina quizá donde más podemos encontrar, y donde más deberíamos extremar las precauciones para hacer de nuestra cocina un espacio seguro para los niños.

En nuestra mano está, por ejemplo, no dejar a su alcance productos de limpieza que evidentemente pueden ser tóxicos, y colocar estos productos en los armarios más altos, o en una terraza a la que no tengan acceso mediante un cierre de seguridad.

Tampoco deberíamos dejar a la vista cuchillos, tijeras o cualquier otro utensilio cortante. No sabemos muy bien por qué, los niños sienten una atracción especial hacia estos objetos.

Tapar los enchufes con protectores cuando no los utilizamos es algo que también deberíamos hacer, ya que sienten especial curiosidad por meter sus dedillos en ellos.

Toda precaución es poca cuando hay niños, como suele decirse, pero es que realmente es necesario, y aunque nos puedan parecer tonterías, como, por ejemplo, fregar el suelo y dejarnos la puerta abierta, puede ocasionar que el niño entre corriendo en la cocina y sufra una caída. En el mejor de los casos se queda en un golpe que se calma con un cariñoso abrazo, pero también puede tener consecuencias peores, y es entonces cuando nos echamos las manos a la cabeza por no haber tomado precauciones antes.

Ejemplos de seguridad

Además de todas estas precauciones, también está la seguridad que hoy en día incorporan los electrodomésticos, y que es una gran ayuda para proteger a los más peques. Cualquier ayuda para ello es bienvenida, así que, si tus electrodomésticos son ya viejos, ves pensando en cambiarlos por otros más seguros. Si tienes hijos, lo agradecerás.

Uno de los electrodomésticos que más accidentes ocasiona, es evidentemente la placa de cocina. Los más peques, incluso los que apenas llegan, suelen estirar sus manitas y colocarlas encima sin tener en cuenta si la placa está encendida o apagada.
Por supuesto, algo primordial mientras estás cocinando, es colocar los mangos de las ollas o las sartenes hacia dentro, para que no puedan alcanzarlos y tirar de ellos, con el peligro de volcarse el contenido encima.

Actualmente existen placas de cocina con bloqueo para niños para que, por mucho que toqueteen no puedan ponerla en marcha por error, con el riesgo de sufrir una quemadura. Por ejemplo Balay, lo incorpora en sus placas de cocina, lo que las convierte en electrodomésticos muy seguros. Puedes accionarlo manualmente siempre que quieras, pero si no quieres tener que estar encendiendo y apagando, puedes accionar el seguro automático que se conecta automáticamente cada vez que apagas la placa.

Otra opción muy segura respecto a las placas de cocina es elegir una placa de inducción en lugar de una vitrocerámica. Este tipo de placas son muy seguras ya que solo se calienta la zona que ocupa el recipiente cuando estás cocinando y por lo tanto, el resto de la placa se mantiene frío sin peligro de que alguien, si pone la mano se queme.

También los hornos suponen un riesgo extra para los niños en la cocina, sobre todo si los tenemos instalados bajo la encimera, ya que suelen quedar a su altura y los botoncitos y luces de los displays les resultan muy atractivos a los más pequeños. Para evitar riesgos, los hornos Bosch cuentan con un seguro muy eficaz para niños. En este vídeo podéis ver cómo activarlo.


Artículos relacionados

Accidentes domésticos infantiles

Hay una película que me encanta en la que se pronuncia esta frase: No hay ningún lugar como el hogar.

4 accidentes que pueden ocurrirte mañana

Los accidentes más comunes en el hogar tienen siempre un punto de falta de previsión. La relajación de puertas hacia

Extensiones de garantía

Cuando compramos un electrodoméstico, una de las cosas que más solemos tener en cuenta es que nos combine con los

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies