Lavavajillas con riesgo de incendio

Pensar en un lavavajillas con riesgo de incendio puede sonar contradictorio, considerando su trabajo fundamentado en el uso del agua. Pero lo cierto es que tal evento puede llegar a ocurrir excepcionalmente. Ciertamente tal incidente se entiende como una completa anomalía que puede producirse por algún defecto de fabricación o por un uso inadecuado del propio lavavajillas por parte del usuario. Lo importante es que confies en una marca solvente capaz de hacerse cargo de posibles defectos, amén de que tenga previstos sistemas de aviso y bloqueo cuando el propio electrodoméstico detecte que algo puede ir mal.

Aviso por las marcas

Excepcionalmente, los grandes fabricantes también tienen que hacer frente a problemas originados por defectos de fabricación o por fallos de componentes que, tras un uso normal, un mal día acaban provocando un incendio.

En los últimos veinte años ha habido dos casos de estos grandes expuestos a graves riesgos de incendio detectados de manera excepcional. Y pese a lo que pueda parecer, la solvencia a la hora de afrontar este tipo de incidentes, mejora la confianza del usuario en la marca.

La cuestión es que en un momento dado, durante las exhaustivas pruebas de laboratorio de los fabricantes, o directamente en casa de un particular tras muchos usos, se produce un incendio. El fabricante determina el origen, la pieza, el proceso o el componente que ha acabado despertando la chispa.

Y es entonces cuando se lanza una campaña que busca de igual manera la revisión de los lotes fabricados así como el mantenimiento del prestigio de marca.

  • El primer caso de riesgo de incendio en lavavajillas que traigo a colación ocurrió con la marca Bosch. Una vez detectado el problema en lavavajillas fabricados entre 1999 y 2005, Bosch comunicó a TODOS sus clientes la correspondiente camñaña de revisión preventiva para sus lavavajillas. Como poseedor de tu lavavajillas Bosch te tocaba comprobar el número de serie y, si este se encontraba en un abanico de fabricación, la marca te enviaba un técnico.
  • El segundo caso salto hace poquísimos días y afectó a lavavajillas del grupo electrolux. En este caso el problema con el componente ha debido ser más grave, pues el fabricante ha recomendado a clientes que no usen sus lavavajillas hasta que no se revise gratuitamente por el técnico oficial de la marca, siempre que el lavavajillas se encontrara también incluído entre la serie correspondiente a la detección del posible fallo. Electrolux hizo referencia a lavavajillas fabricados desde 2006 hasta 2018, o sea que actualmente se encontrará en plena campaña de revision preventiva

Sobrecalentamientos, cortocircuitos… Los percances más graves que pueden acabar derivando en un incendio del lavavajillas suelen ser directamente imputables al mecanismo complejo del lavavajillas. Los grandes grupos fabricantes prueban en sus laboratorios, sometiendo a pruebas de estrés a sus electrodomésticos. Pero en ocasiones solo el uso final y prolongado puede acabar mostrando un fallo asociado al desgaste o cualquier otro motivo vinculado al trabajo y al tiempo.

Luego está el tema de los sobreesfuerzos. Un asunto que nos compete directamente como usuarios. La bandejas de los lavavajillas están pensadas para albergar casi todo tipo de enseres de la cocina, perfectamente distribuidos en sus espacios ad hoc. La improvisación es mala consejera en toda acción. Si colocamos sartenes con sus asas de cualquier manera, grandes ollas que apenas caben o cualquier otro elemento que pueda entorpecer el trabajo de los brazos rociadores o de la simple circulación del agua, no ayudamos para nada en el mantenimiento y, lo que es peor, podemos estar anticipando un riesgo de sobrecalentamiento y su incendio final.

Pilotos de aviso

Los pilotos del lavavajillas nos avisan de aspectos rutinarios como la falta de sal y abrillantador, una puerta mal cerrada o algún tipo de atasco (entre otros avisos). Pero nunca está de más que las lucecitas y sus avisos sonoros también sean capaces de determinar un riesgo de cara a lanzar un nuevo programa de lavado.

Las mejores marcas disponen de sensores para todo tipo de eventos, desde los más rutinarios que atestiguan la falta de esa sal hasta otros más sofisticados que pueden contemplar un sobrecalentamiento, una deficiente conexión o una fuga de agua, procediendo al bloqueo automático con la indicación luminosa que identifica el problema o al desagüe automático para evitar males mayores.

La tecnología se paga, claro está. Pero cuando esta se traduce en seguridad resulta ser una inversión para que todo funcione correctamente en nuestras casas, sin sobresaltos.

 


Artículos relacionados

Qué es un seguro de electrodomésticos

Normalmente un seguro de electrodomésticos es eso que nos quieren añadir como plusvalía cuando te dispones a comprar nuestra nueva

¿Es más cara una reparación de la propia marca que de otro?

Es de vital importancia que hagas un buen uso de tus electrodomésticos en tu día a día, para que tengas

Problemas más frecuentes con una nevera

Por mucho que las marcas se esfuercen en mejorar las prestaciones de sus neveras, los usuarios siempre encontramos problemas en

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies