Los peligros del horno

Los peligros del horno

El horno es el gran aliado de aquellos que disfrutan de la cocina. No quiero decir con esto que para aquellos que solo cocinan porque tienen que hacerlo para alimentarse, pero no encuentran en esta tarea placer alguno, encuentren en este electrodoméstico un enemigo en potencia, sino que me refiero a que seguramente, sean los primeros quienes más provecho le saquen.

De hecho, estoy casi seguro de que los segundos ni siquiera han oído hablar de los termómetros para hornos, mientras que para los primeros se trata de un utensilio muy conocido. Para los que no lo sepan, os diré que los termómetros para hornos sirven para medir la temperatura del aire del interior del horno.
Se usan habitualmente para conseguir el punto deseado de cocción de carnes o asados.

Si tienes la suerte de contar con un horno con la última tecnología o has adquirido recientemente este electrodoméstico, probablemente tengas la ventaja de contar con una termosonda, que más o menos hace el mismo papel que el termómetro del horno, pero con más precisión, ya que se introduce directamente en el alimento que estás cocinando y controla en todo momento el punto exacto de cocción. Un utensilio ideal para los amantes de las carnes asadas, ya que puedes conseguir fácilmente ese punto delicioso de crujiente por fuera, pero jugoso por dentro.

Sin embargo, no todo el mundo tiene la opción de contar con este utensilio o de comprarse un horno si el que tiene funciona todavía, por lo que usar un termómetro para horno sería una buena alternativa.

Sistemas de seguridad en cada marca

Sin embargo, utilizar con frecuencia el horno también puede tener sus peligros. Son electrodomésticos que funcionan alcanzando unas temperaturas muy elevadas y esto de por sí, ya es un riesgo.
Evidentemente, cuanto más actual o moderno sea tu horno, más fácil será que incluya sistemas de seguridad. Las marcas de electrodomésticos afortunadamente fabrican electrodomésticos que son cada vez, no solo más eficientes, sino también más seguros.
Sin embargo, aun existen muchos hogares que cuentan con hornos más antiguos, que funcionan con resistencias.

Si es tu caso, te aconsejo que prestes especial atención a algunas señales que indican que puede haber algún problema. Por ejemplo, si de repente notas que tu horno calienta excesivamente. Es cierto que entra dentro de lo normal que la puerta del honro o incluso las zonas más próximas, en su parte lateral o superior, desprendan calor. Esto es por la proximidad y es algo normal. Sin embargo, si detectamos un incremento de ese calor, es posible que exista algún problema con las resistencias, o quizá una pérdida del aislamiento de la cámara del horno.
Si esto ocurre debes tratar de solucionarlo lo antes posible, ya que este excesivo calor puede ocasionar accidentes, no solo con objetos cercanos, sino también con las personas, que pueden sufrir quemaduras graves.  Lo que debes hacer es llamar al servicio técnico lo antes posible, antes de volver a utilizarlo.

La precaución es importante

Si esta avería te genera la necesidad de comprar un horno nuevo, te sugiero que elijas uno con cristales térmicos que inhiben la trasmisión del calor de dentro hacia afuera. ¿Qué significa esto? Pues que por mucho que la temperatura interior de tu horno sea elevadísima, la puerta se mantiene fría. Algo que puede ahorrarte muchos disgustos, sobre todo cuando en casa hay niños, ya que todos sabemos la facilidad que tienen de apoyar sus manitas en el electrodoméstico para ver lo que hay dentro.

Aunque sin duda alguna, la mejor manera de evitar accidentes con los niños cuando se trata del horno es tratar de mantenerlos alejados de la cocina mientras estamos cocinando, incluso aunque tengas un horno de este tipo, ya que como bien dicen las abuelas: más vale prevenir que curar.

La limpieza del horno también es importante. Si tienes la suerte de contar con un horno pirolítico estás de enhorabuena. No sabes la cantidad de tiempo y esfuerzo que vas a ahorrarte. Pero si por el contrario te toca limpiar el horno a mano, te aconsejo que a pesar de ser una tarea algo tediosa, lo hagas con cierta frecuencia.
Los restos de comida que caen al cocinar, se quedan adheridos por las altas temperaturas así que es conveniente eliminarlos cuanto antes. Eso sí, espera a que el horno se haya enfriado por completo. Aunque pienses que es mejor eliminarlos cuanto antes para que no se queden pegados, puedes sufrir quemaduras al hacerlo, así que espera a que el horno se haya enfriado para poder limpiarlo sin riesgos.


Artículos relacionados

Máxima seguridad en casa

Cada día puedes encontrar más sistemas de seguridad para casa que te pueden aportar mucho de cara a mantener tu

¿Cuáles son los accidentes más comunes?

Cerca de un 4 % de la población española, es decir 1, 7 millones de ciudadanos, sufre un accidente doméstico

Riesgos eléctricos en el hogar

La electricidad dota a nuestros hogares de multitud de usos imprescindibles hoy en día, pero sus riesgos no deben ser

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies