Lugares de casa más peligrosos

Muchos estudios vienen a determinar cuándo se producen más accidentes. Pero los valores finales de accidentabilidad son realmente multifactoriales. El momento exacto en el que un accidente acaece acaba determinado por la ubicación en la que nos encontramos, las condiciones generales y particulares de vivienda y mobiliario-electrodomésticos, las edades de los habitantes. Considerando todos estos ponderables ya sí podemos determinar que los accidentes son más frecuentes con las prisas de las primeras horas, con la relajación de las últimas y durante días de ocio en los que relajamos las costumbres.

Espacios seguros en casas

En algún otro momento hablé del necesario plan de seguridad en nuestra vivienda. No se trata de contratar a personal técnico que determine zonas de riesgo y las perimetre… es cosa, más bien, de tomar conciencia con nuestros usos y costumbres, con nuestro orden y limpieza.

Nuestra casa es nuestro hogar. Para que la primera palabra alcance el significado de la segunda, la seguridad es la llave. Buscamos una tranquilidad al cobijo de nuestro domicilio, y solo nosotros podemos propiciar las mejores condiciones. Analizando todas y cada una de las zonas que integran nuestra vivienda, podemos tomar las medidas oportunas para mejorar nuestra habitabilidad en cualquier estancia.

Los espacios más peligrosos de nuestras casas son, por orden de acaecimiento de accidentes, y según las medias de multitud de estudios:

  1. El baño: Posibles resbalones, contacto eléctrico con el agua, una posición más indefensa por nuestra parte con menos ropa y que nos expone a que posibles golpes tengan peores consecuencias…
  2. La cocina: Siguiendo muy de cerca al baño, y en valores superiores según algunos estudios, encontramos a la cocina como es estancia de alto riesgo
  3. Las escaleras: Si vives en una casa, las escaleras son un foco de accidentabilidad y además de potenciales graves consecuencias.
  4. El garaje: Lleguemos hasta el final. El garaje está considerado como un espacio de riesgo si extendemos esa percepción del hogar hasta sus últimos espacios.
  5. El sótano o el altillo: Los trasteros, esos espacios donde las cajas se apilan con inusitado equilibrio. Allí donde se nos ocurre buscar algo entre estanterías repletas de insondables elementos. Vamos poco a ellos, pero cuando pasamos por ahí, el porcentaje de posibles percances se dispara…

No es cuestión de pensar que una vez fuera de la cocina o del baño ya estamos libres de todo riesgo… un pasillo a oscuras puede provocar un tropiezo, en el salón también podemos caernos…Una mínima alerta y un plan de seguridad fundamentando en orden y limpieza redundará en esa anhelada seguridad.

Cómo evitar accidentes

Cada una de estas zonas debemos valorarlas según su riesgo. Cocina y baño deben ser espacios “amables”, en el sentido de que nuestra operación en ellos debe ser sumamente fácil y cuyo uso de electrodomésticos, tijeras, cuchillos y demás debe ser absolutamente seguro. Para ello hay que plantearse actuaciones básicas:

  • Orden: Saber donde está cada cosa nos ahorra tiempo y evita la improvisación (fuente de tantos percances), además de que predispone todos nuestros bienes en la mejor posición para no desencadenar caídas o golpes.
  • Limpieza: La suciedad es enemiga declarada de la seguridad. El polvo almacenado, los residuos… Todo ello acelera el deterioro
  • Mantenimiento: Instalaciones generales de la casa como el gas o la electricidad deben estar perfectamente mantenidas. La supervisión regular de las tomas de gas, o del estado de tomas eléctricas evitarán grandes riesgos como intoxicaciones, incendios o electrocuciones.

Sobre los grupos de población de mayor riesgo, o sea nuestros pequeños y nuestros mayores ya hemos hablado en alguna otra ocasión. La cocina es el peor de los espacios para que nuestros queridos habitantes deambulen, toquiteen o improvisen.

Si centralizamos los accidentes ocurridos en grupos de población hasta los 14 años o desde los 65, la cocina es la estancia más problemática de todos. Ten en cuenta todos los focos posibles que puede haber en este lugar:

  • Intoxicaciones: Los productos de limpieza, cada vez más seguros con sus cierres de seguridad, pueden seguir provocando un consumo humano y por tanto una intoxicación severa. Mantenerlos bien cerrados y en espacios inaccesibles para pequeños y mayores evitará problemas.
  • Quemaduras: Durante nuestros cocinados o incluso fuera de estos tiempos, la manipulación sobre placas o sobre el horno puede acabar provocando quemaduras en manos o en otras zonas más problemáticas. Mantener sartenes y ollas en las zonas más internas de las placas, bloquear si es posible estos electrodomésticos (la electrónica actual es una gran virtud
  • Golpes: con tantos elementos móviles que podemos disponer sobre la encimera o en la mesa, las caídas de estos manipulados por niños o mayores puede provocar golpes en piernas y pies. Disponer del menor número posible de pequeños electrodomésticos u otros elementos accesibles a primera vista nos ayudará mucho.
  • Cortes: Electrodomésticos con función corte, enseres como cuchillos y tijeras… Controlar el uso por parte de menores a partir de cierta edad y de mayores evitará esos accidentes tan desagradables como son los cortes.

Como ves hay muchos frentes en la búsqueda de esa accidentabilidad 0 en casa. La relajación propia de nuestra llegada a casa, nada más cerar la puerta no debe considerarse como una carta en blanco hacia nuestra seguridad. Todo lo contrario, lograr ese espacio seguro conlleva de nuestra participación.

Tampoco es cuestión de permanecer siempre alerta. Si actuamos bajo ese plan de seguridad básica, con orden, mantenimiento y limpieza, los riesgos se reducirán drásticamente. Accidentes siempre puede haber, pero los porcentajes descienden exponencialmente si actuamos en consecuencia.

 

 


Artículos relacionados

Peligros en la cocina para los niños

Ay los niños… Como decía Serrat “esos locos bajitos”. Cuántas alegrías nos dan, pero también cuántas preocupaciones. Si hablamos de

Riesgos eléctricos en el hogar

La electricidad dota a nuestros hogares de multitud de usos imprescindibles hoy en día, pero sus riesgos no deben ser

4 accidentes que pueden ocurrirte mañana

Los accidentes más comunes en el hogar tienen siempre un punto de falta de previsión. La relajación de puertas hacia

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies