Mantenimiento integral de un lavavajillas

vajilla-y-lavavajillas

Tu lavavajillas, que tan sumisamente ejecuta la labor de restituir la vajilla a su estado inicial mientras  disfrutas de una sobremesa con la familia o amigos, tan solo te pide a cambio que le des un uso correcto. En ningún otro electrodoméstico como en este se equiparan tanto los fundamentos del buen uso con su necesario mantenimiento básico.

Desde el jabón que utilizas hasta cómo metes los platos influyen en su cuidado

Los detergentes para la limpieza del lavavajillas han ido buscando alternativas de soporte conjugando varias opciones: eficiencia en el limpiado, fácil desintegración e impacto ambiental.

El último aspecto es la asignatura pendiente en la mayoría de los casos, aunque se sigue avanzando en la mejora de resultados, o la menos eso dicen los fabricantes…
Pero en lo que respecta a la primordial función de limpieza, puedes encontrar pastillas, geles, polvos o bolsitas. Elegir un tipo u otro de detergente afecta al mantenimiento del lavavajillas.

Las más completas son las pastillas, cuyo formato facilita la inclusión del detergente, abrillantador y sal para el secado final (en zonas de agua no bastará con eso para evitar la calcificación de conductos, así que deberás usar el depósito de sales específicas de tu lavavajillas), además de que las pastillas son más eficientes están estudiadas para una mejor disolución, por el contrario los polvos pueden provocar atascos a la larga y sobre las bolsitas, aunque el calor se encarga de romper su recipiente, el plástico también acaba por crear residuos.

El detergente que elijas es fundamental para la correcta limpieza y secado, pero también importante en el aspecto del mantenimiento. Y no es menos importante también la disposición de la vajilla.

Habrás visto que cada una de las bandejas es diferente, y seguro que tendrás claro la que corresponde a cubiertos y platos, como no 😛 Pero en cuanto a la bandeja para platos deberás colocar escrupulosamente cada plato en su fila. Que las varas de sujeción sean más o menos amplias no son un capricho sino la determinación de platos hondos o llanos, así facilitas la circulación del agua, la limpieza idónea y la desintegración de todos los residuos.

La tentación de incluir ollas y sartenes en el lavavajillas es siempre muy grande. No seré yo quien te quite la idea (básicamente porque también la aplico) pero en ese caso, procura siempre que no entorpezcan la circulación de agua y que su parte interna se oriente bien hacia el brazo rociador inferior.

orden-y-lógica-en-lavavajillas

La orientación de la vajilla también es muy importante en los vasos y demás recipientes, siempre hacia abajo para que sea el rociador inferior el que los limpie.
En uno u otro caso de los dos anteriores actuar mal supone olores y acumulación de residuos.

Que la lógica se apodere de tu pereza, impón la técnica del tetris que tanto entrenaste en algún salón de juego -broma solo apta para mayores de 30 años 😛 –

Otras pautas generales sobre el mantenimiento de cualquier electrodoméstico las encontraras en esta entrada anterior.

Productos especiales para la limpieza del lavavajillas

Si no terminas de estar convencido sobre el aspecto de tu lavavajillas después de varios usos, o si descubres ciertos olores desagradables estando ya vacío, dispones de productos que te pueden ayudar a que quede como el primer día. (Aunque lo primero que deberías hacer sería retirar las bandejas y revisar posibles residuos, bien en las propias bandejas o en el fondo del lavavajillas (sobre todo en los contornos del depósito de sal o de la rosca de conexión del filtro, así como el propio filtro que se suele retirar de manera fácil).

Una vez revisados estos detalles, puedes establecer una rutina de limpieza del lavavajillas cada mes con esos productos especializados y en un ciclo largo a temperatura muy alta para que el detergente se lleve todo por delante y finalmente también el acabe licuado y retirado.


Artículos relacionados

Averías más frecuentes en los lavavajillas

Tu lavavajillas es un servidor fiel. Pocas veces necesitas recurrir a tu pericia para que vuelva a funcionar puesto que

Una lavadora para muchos años

Comprar un electrodoméstico, y en este caso una lavadora, supone un desembolso importante. Asumible y necesario, sí, pero importante. De

Averías del motor de tu lavadora

No hay otro gran electrodoméstico tan expuesto a posibles fallos de su motor como tu lavadora. La conjunción de su

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies