Cómo prevenir accidentes domésticos

seguridad-hogar

Prevención no supone convertir tu casa en un fortín repleto de zonas exclusivas que convierten el pasillo en un corredor de seguridad, a la manera de un frente bélico. Tan sólo se trata de establecer rutinas, de tomar buenas pautas y en definitiva de crear un ambiente seguro basado en el orden, el correcto mantenimiento y la limpieza.

Especial cuidado con los niños

niños-en-casaNuestros pequeños son los mejores revisores del estado general de nuestra casa. Seguro que no dejan un rincón sin recorrer. Solo que su imprudencia puede conducirlos a actuar de manera incorrecta a probar sus límites y sobre todo a tocar lo que no deben.

Hay una cuantas referencias generales que no fallan para alejar su curiosidad de cualquier tipo de riesgo. Estoy seguro de que los siguientes puntos ya los tendrás en cuenta. Lo importante es recordarlos como auténticas máximas de cara a la seguridad de nuestros peques.

  1. Alejar elementos de riesgo: En ocasiones, por comodidad solemos dejar elementos de riesgo al alcance de los niños. El problema es que con la llegada de los peques la escala de costumbres de nuestro hogar deben ajustarse. La comodidad pasará a ser la segunda variante, en favor de la seguridad. Los cajones superiores son los más idóneos para pequeños electrodomésticos, detergentes, lejías y demás. Si además dispones de cierres de seguridad, evitarás la tendencia escaladora de los niños conforme van creciendo.
  2. Correcto mantenimiento: Los electrodomésticos e instalaciones generales, sobre todo eléctricas deben encontrarse en perfecto estado. No es cuestión de pensar en tener al técnico de turno todo el día encima. La limpieza adecuada y el repaso habitual de instalaciones deberían ser suficientes para evitar problemas mayores. Los cubreenchufes para tomas en zonas bajas se hacen imprescindibles.
  3. No es un juguete: Normalmente, si le explicas a un niño que esa botella amarilla de lejía no es para beber, o que ese electrodoméstico con cuchillas no es un juguete, en cuanto te des la vuelta irán a buscarlos. Son así de rebeldones. Para que los niños entiendan que elementos de riesgo no son juguetes, lo mejor es que no lo parezcan. Los diseños más discretos son los mejores.
  4. Seguridad en todo: Los electrodomésticos en primer lugar se apoyan en la tecnología para ofrecer seguridad absoluta. Apagados automáticos, bloqueos, placas de inducción que sólo calientan zonas metálicas que interaccionen con ellos. Además de los electrodomésticos, las instalaciones eléctricas o de gas deben estar perfectamente ocultas y/o aisladas. Si no existen o no se ven, se acaba el problema.
  5. Evitar caídas y golpes: Lo de recoger los juguetes es una odisea. La repetición termina por hacer costumbre. Si acompañas el momento de recoger con una cantinela, seguro que acaban accediendo al necesario orden para evitar caídas y golpes. El acceso a zonas mojadas por fregados y demás debería permanecer completamente inaccesible para los pequeños. Las zonas de escaleras o camas altas deberían tener barreras de seguridad.

Estas recomendaciones son básicas. Después, en cada casa, los riesgos pueden incrementarse. Hacer un estudio general de posibles zonas o elementos que puedan provocar accidentes, se antoja fundamental. Intenta ponerte en los ojos y a la altura de un niño y piensa todo lo que debas dotar de seguridad…

Accidentes caseros más frecuentes

hogar-protegidoHay dos criterios básicos para considerar la accidentabilidad de un hogar. Veamos:

 

  1. Accidentes frecuentes en el hogar por zonas: La cocina es la reina de los accidentes domésticos. En torno al 40% de los accidentes en el hogar se producen en nuestras cocinas. La estadística no es más que un reflejo de la probabilidad. En un espacio rodeado de electrodomésticos, donde nos movemos de un lado a otro para cocinar, manipulando diferentes instrumentos… Pues es normal, sin duda. Por eso mismo, la cocina debe ser un sitio de máximo respeto cuando los niños pululan por ahí. Como he dicho antes, la ubicación de elementos de riesgo en zonas alejadas de los peques evitarán su uso indebido y el accidente consecuente.
  2. Accidentes frecuentes en el hogar por tipos: En cuanto a los tipos de accidentes más frecuentes, las caídas rondan el 45% de éstos. Como me dijo mi médico de cabecera una vez, lo de andar a dos patas es lo que tiene. Sin duda, movernos a dos pies hace que la estabilidad de nuestro cuerpo se reduzca en cuanto un pie sufre un resbalón o tropiezo. Fundamental: el orden. Los aplastamientos y cortes llegan a superar el 20%, y estoy seguro de que las manitas acumulan el 99% de estos casos. ¡ojo con la manipulación! y sobre todo en el caso de los niños. Que no puedan jamás coger un cuchillo.

Faltarían más zonas y tipos, pero sin tan solo prestáramos absoluta atención a estas casuísticas, evitaríamos en torno al 60% de probabilidades de accidentes. Y por extensión, con las buenas costumbres, acabaríamos llegando al 99% para todo tipo de riesgos.

 


Artículos relacionados

¿Hay más accidentes en verano?

Diferentes estudios tratar de determinar cuándo se producen más accidentes domésticos. Y los resultado parecen orientarse hacia el periodo estival

Los accidentes más típicos en la cocina

La seguridad en la cocina es, probablemente, el aspecto más relevante en lo concerniente a la seguridad global en el

Prevenir los accidentes domésticos infantiles

En esta entrada ya te hablé de la seguridad en lo concerniente a nuestros pequeños. Pero abundar en el tema

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies