Todos los puntos clave para la seguridad en el hogar

accidente-doméstico

No es cuestión de considerar tu hogar como una trinchera en la que defenderte de posibles accidentes, pero sí que es cierto que la relajación es causa de muchos percances. Para mantener esa relajación necesaria en tu hogar, la prevención debe convertirse en su guardaespaldas.

Medidas para evitar accidentes

A mi entender hay tres tipos de niveles de accidentes posibles en un hogar. Cubriendo sus riesgos eliminarás el 99% de posibilidades de sufrir un accidente. Los casos en cuestión son:

  1. Accidentes en transición: Lo que vienen siendo caídas o incluso golpes en movimiento (ya sabrás que los pies descalzos tienen imán con las esquinas). Para evitar estos accidentes mientras nos movemos tranquilamente por casa de una habitación a otra debemos plantearnos varios aspectos:
    • Marcas zonas de riesgo: No hace falta que compres balizas luminosas como en los aeropuertos, pero una fregona cruzada siempre ha indicado, de toda la vida, que el suelo tras ella está fregado. (Es posible que a nuestras madres lo que más le importara era que no pisáramos “lo fregao”, pero los resbalones y golpes en la espalda son consecuencia de estos suelos resbaladizos.
    • Movernos siempre con luz: En ocasiones no queremos encender la luz para no molestar a alguien que duerme, o porque consideramos que conocemos los espacios al milímetro. Aún así nunca está de más dejarnos guiar por una luz como la del teléfono móvil, siempre tan aparente…
    • Espacios libres de obstáculos: El típico “ya recogeré luego eso que se me ha caído” puede provocar un tropezón de algún otro habitante, o de nosotros mismos cuando emprendemos el camino de vuelta…
  2. Accidentes en acción: Las zonas de tu casa donde más acciones llevas a cabo son la cocina y el baño. Y es ahí donde se agrupan multitud de utensilios y electrodomésticos que nos ayudan en el día a día pero que no están exentos de multitud de riesgos. Las zonas de acción de tu casa deberían estar marcadas con una señal triangular roja, para que cada vez que entres seas consciente de los riesgos que se concentran a tu alrededor y que pueden derivar en cortes, quemaduras… El orden, la limpieza, el mantenimiento de los electrodomésticos deben ser tareas llevadas a cabo con regularidad. Ya tendrás tiempo de relajarte en las zonas de inacción, entiéndase dormitorio y sofá del salón.
  3. Accidentes por riesgos propios: La instalación del gas o del sistema eléctrico, la bombona del butano… podemos estar rodeados de sistemas que amablemente nos ofrecen calefacción, luz y calor pero no por ello debemos obviar el riesgo inherente de todos estos sistemas. Las revisiones deben estar siempre en regla, y las revisiones rutinarias deben ser una pauta propia como usuario de tu vivienda.

Como ves, que un accidente se produzca en tu casa no es un asunto tan extraño. Si haces memoria, estoy seguro de que no hará tanto tiempo desde la última vez que sufriste un corte en un dedo, o un quemazo, o un golpe contra una esquina…

La cuestión es pensar en si pudo haber sido peor y qué puedes hacer para intentar que no vuelva a ocurrir un accidente. Los puntos anteriormente citados te pueden ayudar bastante en la planificación de ese accidentes 0 en tu casa.

Los seguros antirrobos

Por muy previsor que seas, y por mucha prevención que lleves a cabo en tu hogar, siempre hay ciertos imponderables que no dependen de ti ni de tu tipo de vivienda. Por desgracia los robos en domicilios no dejan de producirse en cualquier localidad.

Un seguro antirrobos compensará en lo económico las posibles pérdidas que se puedan resarcir (pequeños electrodomésticos, ordenadores u otros útiles). Está claro que los bienes de valor sentimental no pueden tener resarcimiento alguno más allá de su valoración pecuniaria, pero la compensación siempre mitiga en cierta forma la sensación de pérdida.

Eso sí, a la hora de contratar un seguro antirrobos para tu hogar debes ser absolutamente escrupuloso en dos aspectos:

  1. La determinación del valor económico completo del contenido de tu hogar es fundamental para que todo bien quede cubierto. En caso contrario la compañía puede aplicar un infraseguro, o sea una compensación por debajo del valor del bien.
  2. La determinación unitaria del valor económico de bienes que superen el valor estándar fijado por tu compañía es fundamental para que se te pague lo que estos bienes extraordinarios cuestan, en caso de robo.

Artículos relacionados

Cómo evitar accidentes en la cocina

Como dice el anuncio de un famoso turrón, es maravilloso volver a casa y no solo en Navidad. Sin duda,

Máxima seguridad en casa

Cada día puedes encontrar más sistemas de seguridad para casa que te pueden aportar mucho de cara a mantener tu

Seguro para los accidentes domésticos

Los accidentes en casa acecen de la manera más imprevista. Estoy seguro de que tu mismo, haciendo más o menos

1 comentario

Escribe un comentario

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies