¿Qué tipo de materiales se pueden meter dentro del lavavajillas?

vajilla-rota

No, amigo, no todo vale. El lavavajillas milagroso que sabe diferenciar cada uno de los materiales de los utensilios de cocina para aplicarles diferentes procesos de limpieza no existe, todavía. Otra cosa es que tú mismo te quieras engañar y por pereza de no ponerte los guantes de fregar entiendas que tu lavavajillas puede con todo. Hasta que veas que no puede y te quedes sin utensilio o sin lavavajillas.

Platos rotos al lavar la vajilla

Un peligro importante tanto para la vajilla como para nuestro lavavajillas, e incluso para nuestra integridad en última instancia con algo de mala suerte, es el limpiar vajilla vieja o con su material desgastado o deteriorado. El lavavajillas rara vez romperá una pieza de vajilla que se encuentre en buen estado. Si tenemos mucho cariño a un plato pero lo vemos deteriorado, nunca convendría meterlo con el resto de utensilios de cocina, ya sea de cristal o de cerámica, sus pedazos pueden quedarse atascados y, lo que es peor, si oímos su estallido y abrimos el lavavajillas sin detenerlo, nos pueden saltar a nosotros. Y no dudes que acabará rompiéndose, el agua caliente, su presión y las posibles oscilaciones acabarán por generar el siniestro.

limpiando-lavavajillas

A revisar concienzudamente

Por si acaso te ocurre alguna vez lo de encontrarte con vajilla rota tendrás que armarte de paciencia, enfundarte unos guantes e ir retirando el resto de platos y utensilios con una toalla o un trapo grueso, barriéndolos un poco antes de pasarlos al fregadero, donde terminarás revisándolos uno a uno, justo después de que ejecutes estos pasos de seguridad dentro de tu lavavajillas:

  • Cuando tengas el lavavajillas vacío, deberás fijarte primero en el aspersor y carro superiores, por si pudieron saltar pedazos a sus carriles o en cualquier otra zona de su superficie. Después arrastrarás suavemente por las paredes hacia abajo con esa toalla o trapo grueso.
  • Al llegar abajo, revisarás el carro inferior, sus rieles o guías, intentando seguir orientando posibles pedazos hacia el interior. Cuando extraigas el carro inferior seguirás repasando con el trapo el aspersor inferior y su zona de rotación.
  • Al terminar todo este proceso te quedará la engorrosa tarea de tratar de recuperar del filtro y su rosca, del depósito de sal si lo hubiere y de cualquier otra zona cubierta los restos, hasta no dejar ni uno.

¿Merece la pena meter vajilla en mal estado? Si te llega a ocurrir este percance de manera insospechada será cosa de mala suerte, si sucede porque has metido a conciencia vajilla ya deteriorada, amigo, te lo has ganado a pulso.

5 utensilios de cocina que se friegan a mano

utensilios-de-cocina

Todos estos, a mano mejor…

El lavavajillas siempre termina por convencerte. Ya sea que vivas solo, en pareja o con niños. Eso de meterle platos, cubiertos, tuppers y otros utensilios y que aparezcan limpios tras su uso, acaba por asumirse como una suerte de magia cotidinana imprescindible ya.

Tal vez sea cuestión de esa confianza en el proceso, o por pereza o porque no te importa mucho que se deteriore un poquillo la madera de un mango (por una vez, no será para tanto, solemos pensar) la cuestión es que a veces metemos lo que no debemos.

Hay 5 materiales que nunca debieras meter:

  1. Utensilios de madera: Se deteriora la madera y el lavavajillas no termina de retirar la suciedad, pues la porosidad de la madera agarra mucho. Si la madera sirve como mango, la acción del calor y la presión acabarán por deteriorar ese mango, desajustándolo, con el riesgo que eso conlleva en sartenes, por ejemplo.
  2. Utensilios de metal: Desde el primer lavado en el lavavajillas, las sartenes u ollas de metal van a ir perdiendo cualidades. La prolongada actuación del agua mina sus cualidades de manera imperceptible. En todo tipo de metales, pero sobre todo en los oxidables.
  3. Utensilios de aleación de cristal: Debería informarse de manera más clara cuando compramos vajilla de cristal, muchas aleaciones de cristales o combinaciones con plomo u otros, pueden servir para darles mas brillo natural de entrada, pero el lavavajillas se encarga de rayarlos en pocos lavados.
  4. Utensilios de plástico: En el caso del plástico todos dudamos por el asunto del calor, solemos fiarnos por la rigidez del utensilio en sí y no siempre es la pauta definitiva. Para saber qué plásticos podemos meter para que soporten el agua tan caliente, deberemos leer las referencias del fabricante.
  5. Utensilios con piezas: Hay infinidad de utensilios que por diseño, estética o funcionalidad se componen de varios elementos y de diferentes materiales, ollas, cubertería, piezas de pequeños electrodomésticos de cocina. Lo único que conseguimos al meter el brazo de la batidora, la cubierta de la olla o los cuchillos con mango de madera es cargarnos el conjunto, separar sus partes porque deterioramos el sellado o porque separamos sus piezas. No seamos bárbaros, porque además podemos perder un tornillo dentro del lavavajillas o cualquier otro componente que pueda averiar el lavavajillas.

Artículos relacionados

Cocina sin humos

Tu campana extractora se encarga de que no se produzcan indeseables efectos colaterales durante el cocinado. No encontrarás electrodoméstico que

Descubre las ventajas del adecuado mantenimiento de los electrodomesticos

No es cuestión de conocer el funcionamiento interno de todos los electrodomésticos. Pero sí es verdad que el buen usuario

5 trucos para limpiar tu vitrocerámica

Nadie daba nada por la vitrocerámica en sus inicios, su opaca apariencia cristalina parecía frágil e inconsistente para soportar las

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies