#QuedateEnCasa

#QuedateEnCasa

En los últimos diez días aproximadamente, hemos escuchado hasta la saciedad el lema #QuedateEnCasa. En medio de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno Nacional con motivo de la pandemia del Coronavirus, esta frase ha pasado a formar parte de nuestro día a día.

Todo comenzó cuando empezamos a ver y escuchar en las noticias que, en China, un extraño virus estaba contagiando a la población. Incluso al poco tiempo, comenzamos a escuchar los primeros casos mortales. Fue entonces cuando realmente empezó a saltar la alarma y comenzamos a preocuparnos por el coronavirus, pero entonces todavía nos preguntábamos qué es el es Covid-19?
Mientras todavía estábamos familiarizándonos con el término, el virus llegó a Italia y siguió con su acción devastadora, contagiando a miles de personas y causando muertes. Hasta que finalmente, llegaron los primeros casos a nuestro país. Y entonces todos nos empezamos a echar las manos a la cabeza, y pensamos que era cuestión de tiempo que este virus se propagase como la espuma por todas las comunidades autónomas.
En los medios de comunicación ya solo se hablaba de eso, y todos conocíamos los síntomas del coronavirus y lo que debíamos hacer en caso de presentar estos síntomas.

Empezamos a prestar especial atención a las formas de contagio del virus, y en todos los medios de comunicación se nos daban recomendaciones para evitar este contagio y nos daban indicaciones sobre qué hacer para protegernos del coronavirus.

Pero el número de contagios seguía aumentando, y ante una situación como ésta, creo que sin precedentes, el Gobierno decretó un estado de alerta en el que nos obligó a pasar un periodo de cuarentena en nuestras casas.

Parece ser que ésta era la única manera de evitar más contagios, sobre todo entre los grupos de riesgo: personas con patologías respiratorias y personas mayores. Así que por nosotros, pero sobre todo por ellos, tomos comenzamos a abanderar el lema #Quedateencasa.

Las redes sociales estallaron, los medios de comunicación, la televisión, la radio… todos se hicieron eco de esto y nos pedían constantemente que nos quedásemos en casa para evitar poner en riesgo a otras personas y a nosotros mismos.

#Yomequedoencasa

Espero que me perdonéis por esto que voy a afirmar, pero mi opinión ha sido siempre que el ser humano se caracteriza por ser muy solidario cuando se necesita, a la par que a veces muy “rebelde” (por utilizar un término que no ofenda a nadie), y muchas veces va en contra de las ordenanzas por algún motivo que desconocemos.

Lo que pretendo decir con esto, es que, como todos sabemos, hubo mucha gente que hizo caso omiso, o poco caso a esto del confinamiento. Mientras muchos permanecimos encerrados desde el primer momento en que se nos indicó, hubo muchas personas que no lo hicieron, poniéndose en riesgo no solo a ellos mismos, sino también a otras personas.

Entonces el lema #Quedateencasa se convirtió en el lema #Yomequedoencasa. Todos lo colgamos en nuestros perfiles, en nuestras redes sociales, incluso se podía leer en algunos balcones.
Los famosos se unieron a esta petición e hicieron sus llamamientos al encierro mostrándonos qué hacían ellos para entretenerse durante los días de confinamiento.

Nos lo han repetido hasta la saciedad, no hay duda de ello, pero aún así quiero unirme a estas peticiones e insistiros en la importancia de respetar este confinamiento, porque es la única manera de evitar la expansión del coronavirus.

Hoy más que nunca, el título de este blog cobra especial sentido: Seguros en casa. Y es que es en casa donde nos mantenemos a salvo nosotros, y a nuestras familias. Es cierto que echamos de menos a padres, familiares y amigos. Que ahora más que nunca queremos abrazarles y decirles que todo pasará, pero es vital que ese abrazo sea virtual. Afortunadamente esta pandemia nos ha llegado en la era de la tecnología, por lo que aprovechemos móviles, tablets, e internet para mantener el contacto con nuestros seres queridos, trasmitirles nuestro apoyo e insistirles en la importancia de mantenerse encerrados en sus casas hasta que todo esto pase. Que pasará.

Juntos podemos

Y por supuesto, me siento en la obligación moral de agradecer a todas aquellas personas que cada día desde que este virus llegó a nuestro país, siguen al pie del cañón, exponiéndose a posibles contagios, pero luchando ante la adversidad y dando la cara por todos nosotros: personal sanitario, de limpieza, policías, guardias civiles, trabajadores de supermercados, repartidores, transportistas, y en general, a todas aquellas personas que por motivos diferentes no han podido abandonar sus puestos de trabajo.

A los que sí podemos, por favor, quedaos en casa. Aprovechad a hacer todas esas cosas que antes no hacíais por falta de tiempo. Intentad disfrutar del tiempo que podéis pasar ahora con vuestros hijos. Habladles de este virus sin tapujos. Esta infografía os puede ayudar, y aprovechad a insistirles en la importancia de mantener unos buenos hábitos de limpieza, ahora y durante el resto de su vida.

Y sobre todo, quiero transmitiros también mucho ánimo. Con la ayuda de todos lograremos superarlo.


Artículos relacionados

Seguridad dentro de la cocina: organízate y triunfarás

Normalmente cuando se producen más accidentes en las cocinas de los hogares suele ser por desobedecer estas normas básicas, descuidos

10 consejos para prevenir los accidentes en casa

  ¿Qué persona no se siente segura y protegida en el hogar? La vivienda es la zona donde todo ser

Organización y seguridad en casa

Conseguir una buena limpieza y organización del hogar a todas horas es tareas casi imposible, más si cabe si en

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies