¿Cómo quitar el mal olor de la ropa limpia?

colada-de-lavadora

Cuando la lavadora, en lugar de lavar empieza a impregnar tu ropa de olores desagradables, algo en su interior no está funcionando correctamente. Este tipo de incidencias suele estar asociada con el deficiente mantenimiento de alguna parte del circuito por donde transcurre el agua o incluso por una cuba (la que rodea al tambor) llena de residuos de jabón u otros. Pon medidas para que no ocurra.

Trucos para tratar la ropa

Dentro de toda la gama de materiales propios de nuestros distintos tipos de prendas, el algodón por su estructura interna es el que más fácilmente sucumbe a esa adopción de húmedos olores rancios, como de humedad estancada. Naturalmente, la mayor parte de nuestras prendas íntimas son de algodón, así que en ocasiones asumimos el problema desde otro frente y pensamos que el propio uso de estas prendas es el causante del problema.

Si estás al borde de la desesperación porque cada nuevo lavado te encuentras con el mismo olor, hay varias consideraciones a tener en cuenta que seguro pueden ayudarte a dar con el quid de tu caso.

  1. El tendido de la ropa: Probablemente ya lo hayas tenido en cuenta, pero el tendido es muy importante. La ventilación entre prendas y entre las partes de las propias prendas es fundamental para el secado perfecto. Si haces grandes coladas y no te caben en el tendedor, no amontones, seca las prendas en diferentes tendedores. (Cuando el ambiente suele ser más húmedo por las lluvias y las pocas horas de sol, los radiadores son una buena alternativa)
  2. La ventilación de la lavadora: Las bacterias y hongos son capaces de instalarse en cualquier lugar donde un poco de agua genere un espacio ideal donde puedan chapotear. Una vez que procedes a lavar, las caprichosas bacterias, multiplicadas exponencialmente, van a tu ropa.
  3. El almacenado de la ropa sucia: Si el cesto de la ropa sucia es un espacio de renovación quincenal, haces flaco favor a tus prendas. En largos periodos de tiempo se colman de un rancio aroma a ese mismo espacio estanco.
  4. Las cantidades de jabón y suavizante: Ten en cuenta que la lavadora tiene que desaguar y reciclar el agua con la que trabaja. Los excesos de jabón y/o suavizante acaban taponando las vías de salida del agua. Además, el exceso de jabón impregna en demasía la prenda y, al secarla permanece ahí con su aroma degenerado hacia un matiz indescifrable.
  5. Efectuar ciclo de lavado en vacío: Dale de vez en cuando ese gusto a tu lavadora. Un ciclo de lavado en vacío con un poco de bicarbonato, de vinagre o de limón, productos naturales que desinfectan y aromatizan. Seguro que tu lavadora lo agradecerá y se portará mejor en el siguiente ciclo.

Si aún con estas rutinas no terminas de quitar ese olor a humedad aferrado a tus prendas, o vuelve a ocurrirte de manera puntual por no haber cumplido alguno de los puntos, un nuevo lavado con bicarbonato de esas prendas de algodón terminará por eliminar ese característico olor.

El mantenimiento adecuado para la lavadora

Por mantenimiento solemos entender toda una serie de revisiones, incluyendo limpieza, que buscan disponer en su mejor estado a nuestro electrodoméstico, en este caso la lavadora. Como tú no tienes porqué saber de tareas de mantenimiento, tan sólo esperas que nunca pase nada. Y si ocurre, se llama a un técnico y sanseacabó.

ropa-en-lavadoraPero el mantenimiento se extiende al propio uso de la lavadora. Te diría más, el uso es el primer y más importante nivel de mantenimiento. Para ayudar en esa misión de evitar olores en la lavadora y en las prendas puedes actuar lavando la ropa como Dios manda. Hay dos detalles básicos para que ayudes a tu lavadora a trabajar en las mejores condiciones. Además de las consabidas cargas adecuadas (ni sobrecargas ni cargas mínimas en procesos largos) y de la selección adecuada del programa (te guiará la propia lavadora con sus pilotos o roscas), lo dicho, además de este proceder hay dos detalles añadidos, a medio camino entre el mantenimiento y el mejor uso:

  • Revisar las prendas antes de lavar: Olvidar papeles en los bolsillos u otras cosas peores puede provocar averías, lavados deficientes o afectar a los colores de las prendas.
  • Revisar los tubos de salida de la lavadora: Detrás de la lavadora van los tubos que desaguan. Junto a estos tubos solemos almacenar detergentes, lejías, pastillas del lavavajillas, el cubo de la basura. Ten el detalle de comprobar que entre tanto almacen no empujas los tubos o los posicionas en un ángulo que dificulte la salida del agua.

 

 


Artículos relacionados

¿Cubre tu seguro de hogar el arreglo de pequeños electrodomésticos?

Los pequeños aparatos eléctricos (PAE) pueden sufrir como ningún otro todo tipo de incidentes y consecuentes  averías o desperfectos que

>¿Sabes qué programa del lavavajillas puedes utilizar para alargar la vida del mismo?

Que un lavavajillas prolongue su vida útil, con la mejor calidad de servicio durante la misma, depende de su uso,

¿Qué potencia de extracción necesito en mi campana?

Casi nunca entramos a valorar la trascendente función de nuestra campana extractora. Además de su diseño, orientado a la mejor

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies