Riesgos eléctricos en el hogar

accidente-eléctricidad-en-casa

La electricidad dota a nuestros hogares de multitud de usos imprescindibles hoy en día, pero sus riesgos no deben ser nunca menospreciados, una descarga eléctrica puede provocar accidentes y daños personales, desde incendios hasta lesiones o incluso fallecimientos en los supuestos más graves. La prevención de riesgos eléctricos debe considerarse en primer nivel por nosotros mismos.

Cómo evitar accidentes con la luz

Mientras permanecemos en casa, mantenemos esa sensación de seguridad propia del hogar. Pero la electricidad es un elemento de alto riesgo que siempre hay que considerar.

Las instalaciones eléctricas solo deben ser manipuladas eliminando todo riesgo. Si nos vamos a disponer a tocar cualquier cable, la caja de registro general (cuadro eléctrico) debe ser esa gran aliada que conocer debidamente para cortar el suministro a la zona de intervención. Por lo demás, algunas consideraciones básicas en cuanto a la prevención de este riesgo eléctrico son:

  • Conocer el cuadro eléctrico: El etiquetado de los interruptores es fundamental para tener meridianamente claro qué interruptor usar, amén de comprobaciones regulares con el botón cilíndrico de prueba que debería cortar todo el suministro, restaurándolo a una nueva pulsación. Otras comprobaciones con el limitador de potencia también son interesantes, su salto con demasiada frecuencia puede indicar que nuestra instalación presenta alguna deficiencia. Saber cómo actuar sobre el cuadro eléctrico garantiza un primer nivel de comprobación que todos deberíamos conocer.
  • Reviones periódicas: Todo lo que trabaje con electricidad (incluso un lavavajillas) debe ser comprobado de vez en cuando. Los electrodomésticos, sobre todo a partir de un tiempo de vida útil, deben ser comprobados en su tarea, al igual que utensilios electrónicos. Las instalaciones eléctricas en sus partes accesibles y/o visibles deben ser puntos de frecuente consulta visual.
  • Comprobación previa a reparación: Si nos disponemos a arreglar algo eléctrico, conocer a qué nos enfrentamos es fundamental. Si se trata de una instalación primero hay que comprobar cómo está planteada, si se trata de un electrodoméstico o útil eléctrico, los libros de instrucciones nos serán de gran utilidad.
  • Medidas de seguridad: Como decimos, lo de estar tranquilamente en casa nos invita a la improvisación para solucionar problemas. En el caso de comprobaciones sobre la electricidad, un pequeño kit a modo de EPI (Equipo de protección individual), que puedes encontrar en muchas tiendas, te ayudará a aislarte de la electricidad.

En cuanto a las consecuencias de los accidentes eléctricos, que ya son la tercera causa de sinestrabilidad en los hogares, afectan generalmente, y en mayor medida a daños materiales (subidas de tensión, cortocircuitos), pero lo cierto es que una descarga eléctrica puede resultar letal para nosotros. Así que mucho ojo, prevención y respeto por la electricidad.

 Qué cables no deberías tocar

El buen estado de una instalación eléctrica en nuestro hogar es algo primordial para no llevarnos algún disgusto. Las viviendas nuevas aseguran el cumplimiento de una especie de garantía por 10 años. Pero esta garantía no supone obligación alguna con el constructor en cuanto a la necesaria revisión que procede vencido ese plazo.

Las viviendas de segunda mano o las propias que ya van teniendo unos años, precisan siempre de una revisión de menor periodicidad para garantizar ese riesgo 0.

Pero más allá de las generalidades sobre el sistema eléctrico de tu casa, el uso cotidiano presenta ciertas actuaciones de riesgo ante el uso y ubicación de tantos y tantos cables.

  • Cables de elementos portátiles: Los cables de electrodomésticos y otros útiles eléctricos portátiles deben ser desplegados solo durante su uso puntual, y debemos recogerlos de manera ordenada (normalmente el propio electrodoméstico presenta algún sistema de anclaje para el cableado). Si tenemos la casa llena de cables extendidos por el suelo para alimentar ordenador, plancha de pelo, batidora, cargadores… qué se yo, hay tantos…, la cuestión es que desplegados de manera improvisada son fuente habitual de accidentes por tropiezos, pueden provocar sobrecargas eléctricas e incendios y/o acabar deteriorados, dispuestos para provocar una descarga eléctrica cuando los toques.
  • Cables de instalaciones: Muchos de los cables de los grandes electrodomésticos, o los que recorren paredes y techos para alcanzar cualquier punto de nuestra casa (cada vez más éstos quedan embutidos en las paredes), al estar expuestos exteriormente a nuestra intervención (acumulación de residuos, suciedades, caídas de líquidos, golpes, raspones…) pueden acabar deteriorándose y ofreciendo un punto de exposición directa a la electricidad con las consecuencias ya conocidas de posibles descargas o incendios.

La revisión de cables, si eres conocedor de sistemas eléctricos o de electrodomésticos en su parte más básica es una tarea a ejecutar de manera cautelosa. Una vez revisados los cableados, si compruebas el deterioro de algún cable y sabes de electricidad tal vez te animes a cambiar o arreglar ese cable. En caso contrario, no te la juegues, ni lo dejes pasar, llama a un técnico inmediatamente.

 


Artículos relacionados

Usar la lavadora sin estar en casa

Si hace unos cuantos años nos hubiesen dicho que íbamos a poder usar la lavadora con el móvil, nos habría

Lugares de casa más peligrosos

Muchos estudios vienen a determinar cuándo se producen más accidentes. Pero los valores finales de accidentabilidad son realmente multifactoriales. El

Póliza de electrodomésticos

Un seguro de electrodomésticos te puede resultar de gran utilidad para garantizarte una cobertura en caso de cualquier imprevisto que

1 comentario

Escribe un comentario

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies