Medidas de seguridad para los más pequeños

niño-en-casa

Cierres de seguridad para los enchufes, topes esquineros, barreras para la cama, moldes de seguridad, alfombras para la bañera, sillas para el coche… Si te conoces todo esto, aún te queda más por hacer. Los electrodomésticos que usamos en casa también tienen riesgos potenciales para ellos, nuestros pequeños curiosos…

Fuera del alcance de los niños

No sé si tienes hijos, en caso contrario tendrás sobrinos, nietos o hasta hijos de amigos. La cuestión es que los verás trepar por los armarios, subir a las encimeras, abrir neveras, lavadoras. A veces realmente me pregunto, viendo su comportamiento descontrolado, si la cuestión no sería: mantener a los niños fuera del alcance de las cosas. Pero bueno, que se rompa algún aparato o mueble es lo de menos, siempre.

Los que tenemos ya unos añitos, tendemos a pensar que somos unos supervivientes, superhombres y supermujeres hechos a nosotros mismos a base de coscorrones y heridas de guerra de la infancia. Pero no, la realidad es que los superhombres fueron nuestras madres y padres, que lo tuvieron mucho más dificil para sacarnos adelante sin tantos medios como los actuales.

El hecho de que no acabáramos quemándonos una mano, o llevándonos una descarga eléctrica, o dejándonos el culo en la bañera, entre los tres hermanos que recorríamos alocados la casa, no puede ser solo casualidad. Nuestros padres siempre estuvieron ahí.

Apologías de la paternidad aparte, los fabricantes, con ese mismo aspecto paternalista y también para diferenciarse del resto y vender más, por supuesto, van buscando posicionarse a la vanguardia de la seguridad. Sea por lo que fuere, bienvenida sea.

Hoy en día disponemos de estupendos electrodomésticos con sus ya imprescindibles sistemas de bloqueo. Placas, hornos, lavavajillas, lavadoras, puedes encontrar sobre todo grandes electrodomésticos que te hacen un poco más fácil el día a día con esos locos bajitos.

También hay electrodomésticos con protecciones especiales como el doble aislamiento de sus cableados, o con interruptores de seguridad o de acción mantenida que no permiten la puesta en marcha continuada ante una pulsación accidental.

Para casos de riesgo tan evidentes como las puertas de los hornos nada más ser usados, las marcas más varguandistas ya incluyen vidrio templado que no transmite el calor al exterior, liberando a los pequeños de quemaduras por contacto.

Pero también nosotros debemos velar por la seguridad con gestos tan sencillos como dejar los pequeños electrodomésticos como las planchas lejos de su alcance, retirándolos completamente de su vista si los estamos usando y requerimos realizar otra labor urgente.

Los pequeños electrodomésticos, por su maniobrabilidad entrañan un riesgo añadido. A poco que los niños ven donde guardas algo con meticulosidad, irán a por ello en cuanto te despistes. El primer paso, aunque parezca una perogrullada es renunciar a atractivos colores y decantarte por diseños sobrios que no llamen su atención como si de un juguete se tratase.

Atento a todo

Siempre se nos puede escapar algo, puede haber un imponderable que provoque el accidente ante la inesperada impronta de nuestros pequeños, cuyas intenciones imprevisibles se materializan en un pis pas.

Las medidas de seguridad de los electrodomésticos abarcan diferentes aspectos, pero el primer punto primordial radica en la prevención propia. Consideremos:

  1. Si un electrodoméstico no precisa estar enchufado, desconectémoslo siempre que no esté en uso. Los protectores de los enchufes velarán para que ellos no puedan conectarlos.
  2. Otro aspecto que depende solo de nosotros es la adecuada conservación de los electrodomésticos, si alguno de nuestros aparatos tiene zonas de cable peladas, o alguna de sus partes rotas podemos estar facilitando el percance. Deshechar los aparatos viejos o en mal estado nos asegura percances en un gran porcentaje de probabilidad.
  3. En la cocina, con tantos y tantos electrodomésticos más o menos accesibles, lo que siempre deberemos tener en cuenta es que ninguno de ellos esté cerca del fregadero
  4. Si no somos técnicos en el montaje o desmontaje de instalaciones, o en reparaciones de electrodomésticos no nos aventuremos a ellas teniendo a niños en casa. Podemos estar generando el problema nosotros mismos.

Artículos relacionados

Accidentes en el hogar, como evitarlos

Como en todo ámbito, la relajación en la actividad supone un riesgo. Más si cabe en casa, donde llegamos, respiramos

4 consejos para evitar accidentes en la cocina

Como ya hemos comentado en otras publicaciones, una de las habitaciones con más riesgos dentro de una casa es la

Cosas que los niños no deben tocar

La seguridad infantil en el hogar es un ámbito específico para el que debemos reajustar diferentes aspectos de nuestras rutinas

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies