Tu lavavajillas ideal

Tu lavavajillas ideal

¿Te has preguntado alguna vez cuánto tiempo  de nuestra vida pasamos fregando la vajilla? Los platos, la sopera, los cubiertos, el táper, los vasos… invertimos demasiado tiempo en esta tarea. Incluso para una persona que vive sola, el lavavajillas se ha convertido en un electrodoméstico indispensable en el hogar, permite poder dedicar ese tiempo a otras tareas, realizar las actividades que nos apetezcan o incluso para poder descansar. Y no solo eso, la calidad de limpieza que este electrodoméstico ofrece es, en ocasiones, mayor que cuando se hace a mano. Un ejemplo de ello son los táperes, los cuales es prácticamente imposible dejarlos a mano tan limpios como quedan en el lavavajillas, y la razón es la alta temperatura del agua que el electrodoméstico utiliza, gracias a la cual se consigue eliminar cualquier resto de grasa.

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más útiles de la cocinas, hay quien afirma que incluso es el invento del siglo. Nos acostumbramos muy rápido a su comodidad, tanto que cuando se estropea y nos quedamos sin él nos damos cuenta de la gran labor que realiza a diario.

Si no cuentas con este lavavajillas en tu hogar, seguramente te hayas planteado en varias ocasiones adquirirlo. Comprar un lavaplatos no tiene por qué ser complicado aunque no lo hayas hecho nunca, tan solo debes saber los aspectos que debes tener en cuenta para decidirte por uno u otro. Veamos a continuación algunos de los elementos más importantes en los que debes fijarte.

Capacidad y número de comensales

Dependiendo del número de personas que seáis en casa, necesitaréis un lavavajillas de menor o mayor capacidad, uno que se adapte a vuestras necesidades. Si en casa vivís más de dos personas y cuentas con el espacio suficiente en la cocina, lo más recomendable es tener uno de tamaño estándar, es el que cumplirá mejor con vuestras necesidades.

Sin embargo, si vives solo o en pareja, los electrodomésticos pequeños son un gran acierto. Son bastante más estrechos que los tradicionales, suelen ser de unos 450 ml de ancho, por lo que es muy fácil colocarlos en casi cualquier cocina.

No obstante, antes de comprar el lavaplatos mide el espacio disponible con el que cuentas, para saber cuáles son tus posibilidades.

Lavavajillas mini

Los lavavajillas mini son la alternativa perfecta ante la falta de espacio. Si tu cocina es muy pequeña y no hay posibilidad de meter un lavavajillas pequeño, la opción del lavaplatos mini es tu solución, pues caben casi en cualquier parte. Pueden incluso colocarse sobre la encimera, si no dispone de otro sitio donde colocarlo.

A los lavavajillas mini también se les suele llamar lavavajillas compacto o de sobremesa, y resulta una elección muy recomendable para personas que viven solas en pisos muy pequeños. Se trata de un electrodoméstico muy eficiente que cumplirá igualmente con tus expectativas, pues aprovechan al máximo el espacio que tienen y suelen tener muchas prestaciones. En cuanto a su capacidad, esta suele ser en torno a los seis servicios.


Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies