Ventajas de los hornos pirolíticos

horno

No existe nada que se resista al poder del fuego. En lo que a los hornos respecta, los que incluyen la función de pirólisis con temperaturas solo comparables a la acción directa del fuego (de ahí la etimología piro=fuego lisis=rotura), se llevan por delante cualquier organismo, residuo, bactería o grasa. Dejando tan solo mínimos restos de ceniza.

Limpieza fácil y rápida

En esta entrada ya te introduje en los beneficios de un horno con función de pirólisis. Y es que un horno pirolítico en tu casa es una garantía de uso; porque su fácil mantenimiento y la seguridad en su limpieza invita a usarlo con mayor asiduidad. Ya no encontrarás excusas para encender el horno, más bien lo harás de mil amores.

A mí me pasaba muchas veces eso de encontrar pegas para preparar un horneado de cualquier tipo. Pensaba en preparar un buen asado y finalmente buscaba otro plan alternativo por el solo hecho de no plantearme la limpieza posterior. En cierta forma era pereza, pero también me movía la inseguridad de si estaba preparando una comida sana, con los habituales restos de otros platos que nunca terminan de irse del todo, permaneciendo incrustados en los resquicios más inaccesibles del horno.

Ahora lo tengo muy fácil, después de preparar unas chuletas, cabritillo o cochinillo (que por cierto me salen todos ellos de vicio), me asomo al horno, y en caso de que me quede alguna duda sobre el estado general de esa cavidad mágica, enciendo el “fuego purificador” como yo lo llamo y él se encarga de todo. Además, con el horno todavía caliente sé que puedo usar el nivel más bajo de los tres que dispone mi horno, así que en una hora y cuarto ya está como nuevo.

Uso de la pirólisis

Pese a ser un verdadero filón para asegurarte la mejor limpieza de tu horno de la manera más rápida, sencilla y eficiente, hay quien dice que el uso continuado de esta función supone un desgaste para el propio mecanismo del horno, así que, basándonos en comentarios, podríamos llegar a pensar que lo ideal es no excederse en su aplicación. Te explicaré porqué no es así…

Para empezar, decirte que en mi caso ya dispongo del sistema desde hace años y nunca he sufrido una avería en mi horno. Al principio, no te digo que cada vez que lo ponía en marcha no pensara en si terminaría por saltar alguna pieza por los aires, pero nunca ha ocurrido cosa semejante. Conforme lo fuí usando me di cuenta de que las peores incertidumbres las vivía con mi anterior horno, cuando veía como chisporrotea un asado mientras se iba tostando como Dios manda, y sin saber el rato que me iba a costar desincrustar esa grasa que saltaba por las paredes, suelo y bandejas.

Esa incertidumbre de lo que te va a llevar limpiar tu horno es mucho peor. Hasta te puede amargar la degustación del menú. La otra incertidumbre acerca de si es mala la pirólisis o no, directamente olvídala.

No es cuestión de que actives la pirólisis a cada momento que usas el horno, está claro, pero pensando con la lógica comercial de los fabricantes, para extender un sistema con tan alto requerimiento de seguridad y conservación y no perecer en el intento, ellos saben que necesitarán de buenos materiales que aseguren su durabilidad desde la primera exposición a los 500º. Aquí no hay obsolescencia planeada que valga. O lo hacen bien con vistas de continuidad desde el primer uso o les llegarían devueltos en garantía cientos de ejemplares en el primer año. En mi caso, al menos, no han tenido ese problema, y de media una vez al mes te aseguro que lo pongo en marcha.

Abundando en este tema de la pirólisis y la durabilidad del horno, después de varios años haciendo uso de él, creo que el mantenimiento integral del horno es más efectivo en todos los sentidos si dispones de la función de pirólisis. Activando el “fuego purificador” ayudarás al mejor estado de los componentes internos, que con viejos hornos pueden llegar a obstruirse y atascarse, y también prolongarás el ciclo de vida del electrodoméstico en general. ¿Por qué? pues porque en el caso de los hornos, muchas veces nos deshacemos de ellos por mal estado de partes, zonas o dispositivos, sobre todo los que intervienen directamente en su uso interno. Que tu horno alcance los 500º, arrase con todos los restos que puedan perjudicar su labor, y además se mantenga perfectamente íntegro en el proceso, significa que está diseñado para el trabajo duro, así que en un uso normal a menor temperatura te dará mayor margen de garantía hacia su deseada perdurabilidad.


Artículos relacionados

Cómo tener tu lavadora como el primer día

Cuando compramos un electrodoméstico no basta con comprarlo y olvidarnos de él hasta que deje de funcionar. Todos y cada

3 motivos a revisar cuando tu lavadora no centrifuga

En más ocasiones de las que nos parece, un fallo en un electrodoméstico podría ser resuelto sin reportar incidencia alguna

Qué le pasa a mi nevera

La reparación de refrigeradores es, probablemente, la más imperiosa de las intervenciones sobre nuestros electrodomésticos. Nuestros alimentos dependen del correcto

No hay comentarios

Escribe un comentario
No hay comentarios todavía Tú puedes ser el primero en comentar este post

Write a Comment

<

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies